Y así fue cómo decidí ser dentista

Facultad Odontología, alumnos La Plata
Facultad de odontología de LA PLATA. Mi querida facultad,  fuente de manantial del caudaloso río de mi vida, vida con afluentes y deltas que buscan el infinito mar de la sabiduría.

Relacionado: Ser Dentista, odontólogo por vocación

Mi diente de leche

Mi padre y mi madre ya habían tenido su experiencia personal en el dentista, allá por los años 60. Incluso mis abuelos habían pasado por ello, tanto paternos como maternos. También unos tíos y unos primos míos habían estado con la boca en manos del señor dentista. Sin embargo, ninguno, de toda mi familia, me había contado lo que se podía sentir, sufrir o temer cuando tienes que ir al dentista.

Mi primer experiencia con los dientes, fue cuando tenía unos 7 años (1969), y me encontraba en España. Se me aflojó el incisivo superior de leche. Yo andaba moviéndolo con los dedos y estaba siempre dándole con la lengua, como un juego. Se lo dije a mi madre y no me hizo mucho caso. Se lo dije a una tía y me dijo que había que atarle un cordel, luego a una puerta y tirar. Se lo conté a una prima mayor y dijo lo mismo, pero riéndose de mí.

Se lo conté a mi abuela paterna y muy seria me dijo: -«no te preocupes, que yo te lo quito en un momento»-. Yo, al verla tan segura de sí misma, me dejé hacer. La abuela metió su uña entre mi diente y mi encía, enganchó el dientito con firmeza; comprobó la resistencia y la vía de salida más débil, balanceó varias veces el incisivo para luxarlo, y finalmente lo desprendió, con una destreza propia de la experiencia. ¡Y yo aguantando el dolor sin chistar! Luego me lo enseñó, mientras me miraba fijamente con una sonrisa de satisfacción.

Yo tenía cara de entre sorprendido y asustado. Tuvo suerte la abuela, de que el diente ya casi salía; porque si no fuera así, no hubiera aguantado más el dolor y me hubiera quedado un muy mal recuerdo de ella. Me dio el diente para que lo mire y me dijo que lo ponga debajo de la almohada, para ver si me traía dinero el ratoncito Pérez.

Esa era mi abuela paterna, la abuela con iniciativas odontológicas básicas.

El ratón Pérez, ese, no me acuerdo si vino, pero ahora, que me iba a salir un diente nuevo, mi madre se apresuró en comprarme un cepillo de dientes de cerdas de jabalí y me dijo que en lo sucesivo había que cepillarse los dientes para que no se pudran. Pero nunca me explicó cómo se hacía exactamente. Y mi padre menos.

Yo tendría unos 8 o 9 años (1971), me encontraba en Comodoro Rivadavia, Argentina, cuando comencé a sentir que me dolían las muelas. ¡¡¡Qué sabía yo si eran muelas de leche o de adulto!!!. Por no saber, no sabía nada. De repente se te aflojan los dientes, luego las muelas y nadie te explica nada. Peor debe ser para las niñas cuando les viene la menstruación y nadie les explica nada.

Mi primer visita al dentista

Mi madre había leído o escuchado que las golosinas producían caries. Por lo tanto su decisión fue radical: que yo tenía prohibido comer chucherías. Ella pensaba que así, yo no tendría caries y si las tuviera, ella tendría la conciencia tranquila, de que por comer dulces no era.

La realidad era que tenía un dolor de muelas. ¿Por qué? no sé. Mi madre me dijo, que me hiciera un buche con ginebra o coñac. ¡Eso funcionaba!. Me había calmado momentáneamente el dolor. ¡¡¡Un niño de 9 años metiéndose ginebra en la boca…!!!

Como yo me seguía quejando de mi dolor de muelas, sin más explicaciones, un día, mi madre me llevó al dentista. Uno muy bueno, que le había recomendado una clienta del negocio (mis padres tenían un negocio de alimentación). Eso sí, era un dentista más caro.

¿Por qué mis padres no me llevaron a uno más barato, que ellos ya conocían? ¿No les habría gustado demasiado el otro? no lo sé con certeza, pero aquella simple decisión cambió mucho mi futuro. Cuando llegamos, nos sentamos en la sala de espera. Ya habían 3 personas delante nuestro. No había que pedir cita. Había una cuadrito colgado en la pared que ponía: «Extracción simple 50 pesos».

Yo pensé: «esto de las extracciones, debe ser algo habitual y muy importante, porque, para ¡¡¡hacerle un cuadro a los honorarios!!!. La sala de espera era acogedora, bonita, cálida, toda de madera, menos el suelo que era de baldosas, pero muy pequeña. Te sentabas en un asiento acolchado, que se hundía cuando te acomodabas, y salía aire ante el peso. Las piernas casi te chocaban contra la mesita de centro, donde podías elegir una revista.

Esperamos más de una hora. Odiaba esperar. ¡Qué pérdida de tiempo y qué angustia!. Además se escuchaba el zumbido agudo de la turbina. Yo agudizaba el oído para ver si podía escuchar también lo que conversaba el dentista con la señora que había entrado. Hablaban, pero cuando zumbaba la turbina, ya no hablaban. ¿Qué le estarán haciendo? Pronto me enteraría en mi propia boca.

Se abrió la puerta. La señora se fue con la cara un poco rara y mirando para abajo, como para que no la vean. Yo no sabía que existía la anestesia. La Sra. tenía la boca dormida. Nos hizo pasar. El dentista tenía cara de que podía caerme bien. Era más joven que mi padre y mayor que mi madre. De estatura media y no era ni gordo ni calvo. Tenía el pelo rizado, poco abundante, negro, con algunas canas y sus cejas eran muy pobladas y con algunas prolongaciones que recuerdan al pingüino Emperador. Era amable, nada secote, ni callado; hablaba lo justo, pero con un tono dulce que inspiraba confianza. Su aspecto no concordaba con alguien tosco, bruto, irresponsable que te podría hacer algo malo. Todo lo contrario. Su cara ¡ hasta se parecía un poco a la de mi padre!. En fin, yo no tenía ningún miedo. Miedo ¿a qué?, ¡¡si a mí nadie jamás me dijo que los dentistas eran de temer, y aquel hombre me parecía una buena persona!!. Yo no fui al dentista, avisado de que tendría que tener miedo. Y no lo tenía.

Ya sentado en el sillón dental

Me senté en el sillón. Tenía un tapizado impecable, color azul oscuro. Me dio miedo tocar el tapizado con mis zapatos, que podrían estar sucios. ¡Qué vergüenza si le mancho el sillón! con lo nuevo y bonito que era.

Observé los aparatos que me rodeaban. Todos parecían tener sentido. Los encontraba razonables; casi todos me resultaban lógicos, menos uno a mi izquierda, que estaba sujeto por unos brazos que terminaban en la punta en una cabeza redonda con un tubo, como la del secador de pelo. Quería que usara conmigo aquel extraño aparato para ver cómo funcionaba. Después supe que se trataba del equipo de rayos equis (Rx). Pues no usó aquel aparato conmigo, nunca.

En 1971, el sillón de mi dentista era algo más moderno que éste.

A continuación apareció una chica, joven, de unos 20 años, más bajita que el dentista, de pelo corto, pelirrojo, lacio y aplastado; guapa, sin maquillaje pero con unas largas pestañas que rodeaban unos ojos vivaces de color miel.

Dijo: «-buenas tardes-» y nunca más pronunció una palabra. Parecía tímida y muy obediente a su jefe, el dentista.

El dentista tomó un instrumento con forma de cuchara y me inspeccionó la boca. Encontró muchas caries para arreglar y una muela de leche para sacar. No recuerdo cuantos empastes tenía para hacer, pero fueron varios.

El pinchazo para la anestesia

Antes que nada te ponía anestesia, con su jeringa de acero inoxidable, que se abría por la mitad. Le metía un tubo de vidrio dentro, (aquella jeringa no era como las demás, me gustaba, era diferente. Me gusta ser diferente). La aguja no era ultrafina y descartable como las de ahora, era más gruesa y se esterilizaban en una estufa o por hervido.

Una vez montada y preparada la jeringa, apretaba el émbolo para que salga líquido por la punta de la aguja (para que no quede aire) ¡¡¡y ahí venía a pincharme!!!.

Nunca me decía dónde iba a pinchar hoy, era una maldita sorpresa.

Cuando me pinchaba arriba, para empastar una muela del maxilar superior, me dolía menos y a veces casi nada. Pero cuando me pinchaba para anestesiar las muelas de abajo (anestesia troncular) me dolía mucho, todo y todo el tiempo, hasta que retiraba por fin, con lentitud interminable, aquella larga aguja.

Fue él quien me enseñó, que mientras la anestesia iba entrando, debía respirar por nariz, profundo y acelerado. Eso confunde al cerebro y ayuda a sentir menos el pinchazo. Hoy le enseño lo mismo a mis pacientes, y algunos me dicen que parece un parto. ¡Pero funciona.!

Yo aguantaba estoicamente todo aquel dolor y miedo a ¡¡¡¿qué pasará?!!!, porque me daba mucha vergüenza hacer el tonto, y quedar como un niño mal educado, miedoso, quejumbroso, llorón, mimado y poco hombre.

Además, sería un irresponsable, haciéndole perder el tiempo a ese hombre, que estaba trabajando para mí, para arreglar mi boca, lo mejor que es humanamente posible. Y tampoco me hubiera gustado hacerle pasar vergüenza a mi madre y que el dentista piense «- ¡mira qué hijo tiene!-«

Si la gente que estaba en la sala de espera, escuchaban alguna queja, cuando yo saliera, me mirarían con interés y curiosidad. A mí, eso, me avergonzaba. Todo eso pasaba por mi cabeza en ese instante, lo pensaba yo solito, nadie me lo enseñó. Yo confiaba en ese hombre. Si es así como se hacen las cosas en el dentista, pues adelante, yo iba a colaborar.

Luego se puso a mirar su reloj «Rolex» normalito, de acero, no de oro, pero «Rolex» (¡¡cómo me gustaban los Rolex!!») y me dijo, inflándose sus propias mejillas con aire y poniéndose la mano en su cara como quien recibe un puñetazo y tiene todo hinchado «-ahora en cinco minutos, vas a sentir que la cara se te pone asííí-«.

A los 5 minutos empezaba a hacer efecto la anestesia. Él, miró su reloj y me preguntó: -«¿ya sientes hormiguitas en el labio?»»- Sí-» le dije, y preparó su turbina. Me colgó una manguerita con punta de metal en la boca, que hacía ruido al succionar mi saliva y sin más explicaciones, se puso a trabajar en mi muela.

Era la primera vez en mi vida que sentía aquel zumbido vibratorio en mi boca, ¡era de temer!

Yo solo miraba la cara del dentista, para tratar de adivinar en sus gestos, en sus ojos, en su mirada fija y atenta y en su ceño fruncido, si todo estaba bajo su control o no (no se usaba mascarilla tapabocas). Aquel aparato ruidoso, parecía muy peligroso.

Tenía que confiar. -«Si te duele, levanta la mano»- me dijo.

Mientras el dentista hacía por mi muela incursiones leves, ligeras y con pausa, no me dolía nada. Pero si insistía más de 4 o 5 segundos seguidos excavando la caries, me empezaba a doler. Yo tomé nota (cuando yo fuera dentista, no haría eso). Yo me aguantaba hasta el final. Trataba de disimular. Cuando ya me dolía mucho, el dentista lo notaba en mi cara y paraba. Pero nunca levanté la mano ni emití un quejido.

Cuando terminó, apareció la ayudante, la chica de 20 años que no había vuelto a escena hasta ahora. El dentista le hizo un gesto y sin pronunciar palabra ni sonrisa alguna, preparó una pasta blanca sobre un vidrio, usando una espátula de metal. Me tapó la muela. La pasta me parecía tan mala como el yeso «Poximix» que usé en el colegio para manualidades. Nos despidió a mi madre y a mí, diciendo que vengamos de nuevo el jueves próximo (los jueves por la tarde mis padres no trabajaban).

Bajé la escalera, y cuando llegué a la salida del edificio, me miré la muela en el espejo de la entrada del portal. Mi muela estaba recauchutada con esa mierda de pasta blanca. Pero ¿qué clase de arreglo era ese?. Y encima no siento la boca y la gente se va a dar cuenta cuando hable, que no hablo bien y me van a preguntar ¿qué me pasa?. ¡Y mi muela mal parchada! Tengo 9 años y ya tengo así mi muela. ¿Qué será cuando tenga 30 años? ¿No tendré muelas? Me preocupé. Había que pensar en algo. Había que solucionar esto.

La anestesia duraba 3 horas y la sensación en el labio, a la final, me resultó divertida.

La segunda visita

Cuando fui al jueves siguiente, sin cita previa, (no se pedía hora), como siempre, había que llegar y ver cuántos tenías delante esperando antes que tú. Siempre había alguien. Empezaba a las 15 : oo hrs. Yo pensé » tendré que estar a las dos y media y ser el primero», pero tan temprano no le era posible a mi madre.

Nos hizo pasar. Tenía la radio puesta. Me senté rápidamente en el sillón, sin esperar a que me lo digan. Cuando vas al dentista es para sentarse en el sillón, ¿a qué otra cosa vas a ir? Y cuanto antes se termine, mejor. Esta vez no me puso anestesia. Apareció la ayudante, y saludó, como cuando ya te conocen. -«Abre grande la boca-» me dijo el dentista haciendo el gesto de abrir.

Ésta vez usó un aparato que giraba impulsado por unas poleas por donde se deslizaba una cuerda. Era rebuscado, pero curioso e interesante de ver como daba vueltas aquella cuerdita de colores. Comenzó a sacar la pasta blanca que me había puesto en la muela en la cita anterior. El aparato no zumbaba como la turbina, hacía un ruido sordo de taladro lento. Era un contrángulo movido por un motor eléctrico.

Comenzó a dolerme un poco, no tenía anestesiado. Aquel aparato me hacía sentir vibraciones en toda la cabeza. Se sentía un olor especial que nunca había sentido. Era el Eugenol de la pasta. El característico olor a dentista. Una vez preparada la muela, tendría que ponerme otro material.

Me imaginaba que ahora vendría lo interesante del asunto. Me pondrían un material fabuloso, extraordinario, algo súper científico, súper evolucionado, un gran adelanto de la ciencia, algo que curaría mi muela y que luego la haría cicatrizar y volver a crecer y transformarse de nuevo en la muela que tenía antes.

Me puse muy atento para ver de dónde sacaba y traía ese material fantástico. Cómo sería el envase. Qué aspecto tendría y cómo me lo introduciría en el agujero de mi muela.

Me puso unos rollitos de algodón por fuera y por dentro de la muela, debajo de la lengua. Me puso el aspirador de saliva. Secó bien la muela con aire durante unos segundos, hasta que me dolió (cosa que hoy no se hace) y puso en marcha un aparato fantástico que vibraba de derecha a izquierda oscilando a 6000 veces por minuto, durante unos 5 segundos.

La auxiliar sacó la cápsula que había puesto en el aparato y la depositó sobre una loseta de vidrio grueso. El dentista abrió la cápsula y volcó rápidamente el contenido sobre la loseta. Aquel era el maravilloso material con el que iba a restaurar mi muela, mi querida muela.

Se trataba de la Amalgama dental. Un material gris plateado, compuesto por finas limaduras en polvo de Plata, Estaño, Cobre, Cinc, que se mezclaba en el vibrador, con una proporción exacta de Mercurio. El Mercurio es un metal líquido, que reacciona con la Plata y el Estaño, dando una aleación maleable que endurece en unos 5 a 10 minutos y que alcanzaba su máximo endurecimiento a las 24 horas.

El dentista tomó parte del material con un instrumento transportador y lo llevó hasta mi muela. Lo estrujó, lo comprimió con fuerza y la Auxiliar le dio más material. Puso una porción más y la apretaba con fuerza sobre la muela hasta que mi cabeza se movía (como debe ser), y el material chirriaba. Parecía tener prisa. No podía perder tiempo. El material empieza a endurecer y hay que colocarlo antes de que esto ocurra.

Con otros instrumentos, terminó de dibujar la forma de la muela, comprobó como mordía y me hizo enjuagar la boca. Escupí los sobrantes de ese material gris con sabor metálico. «-No mastiques de ese lado hasta mañana.-» .Me despidió hasta la próxima visita.

Así queda una muela, restaurada correctamente con Amalgama. Hasta los años ´80 era lo que había. Compárese con el Composite en la foto de más abajo.

Cuando llegué a mi casa y me miré en el espejo, me vi la muela tapada con aquel material gris que era blando y estaba endureciendo. Pensé: ¿será plomo?. Más adelante escuché a mucha gente decir -«tengo una muela emplomada-«, «emplomadura» etc. Pero… no podía ser plomo. El plomo es blando, siempre…!! La plata es durísima!!!, ¿cómo la va a meter en la muela? Tiene que ser otra cosa. ¿Qué sería?.

En aquel momento me di cuenta que las muelas no se curan ni se regeneran como un corte en las rodillas. Me quedaría con ese plomo en mi muela, toda la vida. ¡¡¡Y era la primer muela, aún quedan muchas más…!!! Estaba preocupado por mi futuro bucal. Había que hacer algo. Seguro que algo se podría hacer. Pero el dentista no me decía nada. Y él seguro que debe saberlo.

Me empezó a gustar

Eso de ser dentista me empezó a gustar. Eso de trabajar solo, por tí mismo, sin jefes ni compañeros de trabajo me atraía muchísimo (yo era y soy un solitario). Eso de arreglar bocas no me parecía muy difícil. Y eso de tener una ayudante tan guapa, me parecía genial. Estaba medio enamorado de la auxiliar y me daba envidia que el dentista tuviera una ayudante tan atractiva.

Además yo era bueno en manualidades y me gustaba manejar materiales y usar aparatos raros. Y otra cosa importante, te tratan de Dr. sin ser médico y según mi padre, los dentistas, te cobraba mucho por los empastes.

El gran problema que veía era que instalar una consulta o clínica de Odontología, debería ser muy, pero muy caro ¿De dónde sacaría yo dinero para tener un local y para comprar ese sillón y esos aparatos tan especiales?

Mi sueño se estaba gestando y tenía tan solo 10 años. Un sueño, es eso, un sueño. Pero la realidad está hecha de los que algún día soñaron con ser o tener lo que hoy somos o tenemos.

Todas las demás visitas al dentista, hasta que terminé, las hice yo solo. Mi padre me acompañaba hasta el semáforo, me cruzaba la calle y me dejaba en la puerta de la calle que daba al dentista.

Un día me dejó a las 9.00 de la mañana. Y se fue a hacer sus cosas. Cuando yo terminara, cruzaría la calle por el semáforo y lo esperaría en el comercio del primo Raúl. El dentista no llegaba hasta las 9,45hs. (encima no madrugaba, empezaba a las 10:00 hs., mi padre abría a las 9.00 hs.). Tenía una bonita placa de bronce que decía:

«Dr. Domingo R. Llanos Consultorio bucodental»

Yo algún día tendría una placa como aquella.

Subo la escalera y al llegar, la sala de espera está aún cerrada. Estoy solo. Un niño de 10 años solo en un edificio de oficinas. A los 10 minutos, llega un viejito. También va al dentista. Se sorprende de verme. Me dice «-buenos días.-«!!!. -«buenos días»- respondo con mucha vergüenza de verme solo.

¡¡¿Qué hará éste niño solo?!!. se preguntaría el viejito. Pues, que yo soy así. No tengo miedo. Soy muy valiente y maduro para mi edad, pensaba yo. A los 30 minutos aparece la auxiliar con la llave en la mano. Nos saluda, me mira sorprendida de verme solo y nos hace pasar a la sala de espera.

El viejito estaba un poco contrariado, porque llegó temprano para ser el primero y resulta que un simple niño de 10 años le ganó y va a pasar primero que él. A las 9,55 hs. aparece el dentista con cara de sueño. ¡Qué bien viven los Dentistas!, pensé, hasta se hacen esperar. Definitivamente yo quiero ser dentista.

En las sesiones siguientes me preparó y restauró varias muelas. Cuando yo volvía, se dedicaba a pulir la amalgama que había puesto la vez anterior, utilizando diferentes gomas y piedras de pulido.

Se estaba dedicando al pulido de una de mis restauraciones de amalgama, cuando un día me dijo: –«estas gomas de pulido, te dejan la muela como un espejo, las compré cuando estuve en Estados Unidos»-. ¡ No, si encima hasta viaja a Estados Unidos!, ésto de ser dentista me sigue interesando.

Cuando llegué a mi casa, me miré en el espejo, para ver qué era eso que brillaría como un espejo. Lo que vi era unas muelas tapadas con un material horrible color gris; pero eso sí, liso, suave, pulido, brillante y al parecer bien acabado. No era consciente de que había tenido la fortuna enorme de haber caído en manos de un Sr. dentista, un profesional de primera, un dentista que se merecía realmente que le llamen Sr., Dr. y lo que haga falta. Tenía ante mí: UNA RESTAURACIÓN DE AMALGAMA DE LIBRO, hecha por un gran experto.

Así quedan las restauraciones, pero en Composite. Hoy es lo que se usa. Compárese con las amalgamas de más arriba.

Pero yo no lo sabía. No estaba en condiciones de apreciar la calidad. Más adelante lo descubriría. Y recordaría a aquel dentista como una persona que cambió mi futuro. Hoy estoy aquí, porque aquel hombre estaba allí. Nos encontramos.

Los pacientes pocas veces aprecian la calidad de un dentista. Solo valoran si el dentista es amable, si el trabajo queda bonito o más o menos y que no duela; aunque debajo haya un desastre, si no duele, pues estará bien.

La gran pregunta

En la siguiente visita, mi padre volvió a dejarme a las 9:00 hs… Temprano, porque mi padre tenía que ir a hacer sus cosas. Yo entraba el primero, salía antes, me recogía más pronto en lo de su primo Raúl y llegábamos a casa a tiempo para comer.

Pero ése día no llegué antes que nadie. Antes de las 9.00hs. ya estaba en la puerta el viejito de la vez anterior. Le dije buenos días y me respondió con una sonrisita como diciendo: «hoy te gané yo». El viejito jubilado estaba jugando con el niño de 10 años para ver quien llega antes y entra primero.

Cuando me tocó pasar, el viejo salió y me saludó como diciendo «la próxima, a ver quién gana». Como yo veía que mi boca se estaba llenando de arreglos plateados, un día le pregunté al dentista: «-¿Qué tengo que hacer para no tener más caries?-» Yo estaba realmente asustado de verme así. Quería saber qué se puede hacer.

Su respuesta fue corta y poco gratificante: «-Hay que usar mucho el cepillo, pasar la seda dental y hacer una revisión cada 6 meses-«

Yo hoy en día podría dar una conferencia con práctica incluida de por lo menos 2 horas hablando de prevención. Su respuesta fue pobre. Yo tenía que saber más. No había internet. Para saber más, un buen camino sería estudiar odontología.

Yo tenía mi cepillo de cerda de jabalí y mi dentífrico «Odol» o «Kolinos» o «Colgate» con clorofila y me cepillaba cuando me acordaba y como a mí me parecía. En realidad no tenía ni idea. La seda dental, no sabía lo que era y menos cuál era su función. Nadie me lo explicó. No estaba ni asesorado, ni motivado. Yo creía que con el rico sabor que te dejaban aquellas cremas dentales, la boca estaba limpia y cuidada.

Mi padre se había quejado que lo del dentista había salido muy caro (en realidad fue un regalo, pues aún conservo aquellas maravillosas amalgamas), así que decidí ir a revisiones cada 6 meses, para cuidar la inversión y para no hacerle gastar más a mi padre.

Los ladrones de sueños

Cuando iba a empezar el colegio secundario (lo hice en el Liceo Militar Gral. Roca de Comodoro Rivadavia) la gente te empieza a preguntar: «Y… ¿qué te gustaría ser cuando seas grande?. Yo respondía sin titubear, «- voy a ser Odontólogo-» y esperaba que alguno no supiera qué era eso; y así aclararle que eso era ser Dentista. Quería darle categoría a mi futura profesión. Quería que se supiera que el dentista es en realidad un Dr., un odontólogo.

Hoy en día me presento como dentista, soy dentista. Para que todo el mundo lo entienda rápido y para que me llamen Dentista. Odontólogo es muy difícil de pronunciar. Y la categoría se la doy yo; con mi trabajo, con mi calidad, con mi responsabilidad y con el buen hacer de todos los días. Luego mis pacientes me llamarán Dr. si creen que me lo merezco.

Mis padres no se opusieron de ninguna manera a que estudie Odontología. Mi abuela materna (la otra abuela) me dijo que eso, era sacar dientes podridos y que el dentista que se los sacó a ella tenía las herramientas puestas en un tablón como los carpinteros.

Mi abuelo materno me dijo que mejor que siga la carrera militar. En Argentina un militar podía llegar a ser presidente del gobierno (de facto). Otros, que la boca es un asco. Otros, que los dentistas sacan muelas y ponen dentaduras postizas, que luego los viejos dejan en un vaso con agua en el baño. Otro, que los dentistas sacan, ponen y tapan agujeros. Una Sra. muy elegante le preguntó a mi madre: «-¿Su hijo quiere ser Odontólogo o Mecánico Dental?-» Otro, me dijo que es una carrera larga, de 5 años y muy cara, la más cara. Otro, me dijo que tengo que saber mucha anatomía de la cabeza y cuello y que es muy difícil. Otro, que entrar en la Universidad es muy difícil, que tienes que ir a Bs. Aires y que el hijo de menganito no pudo y se volvió para casa, porque extrañaba mucho a su mamá. Otro, que los dentistas no hacen nada, que los que hacen los dientes, son los Mecánicos Dentales. ¡Mejor!, pensé yo, a mi no me gusta fabricar las dentaduras.

Algún pariente hasta se llegó a alegrar que haya elegido una carrera tan… de bajo nivel !!, ya que su hijo iba a ser Abogado.

¡¡¡Cuánta ignorancia, por Dios!!!. Hasta mi mujer, cuando nos conocimos, me miró raro cuando le dije que estudiaba Odontología. Ella estudiaba Obstetricia. Más tarde se sorprendería de lo que yo sabía de Medicina general y lo mucho que abarcaba la clínica odontológica diaria bien ejercida. Gracias a los magníficos profesores argentinos de la Universidad de La Plata, donde me licencié.

Hubo alguien en mi barrio que sí me dijo algo positivo, la señora del sastre, la Sra. Egea. Ella me comentó, que conocía un dentista de Buenos Aires, que solamente hacía dientes de porcelana para gente de dinero y famosos.

En 1977, yo vivía en un barrio obrero, a 8 km. del centro de Comodoro Rivadavia, una ciudad costera en el centro de la Patagonia Argentina. Poco podía saber yo lo que era realmente la Odontología de alto nivel en la capital Argentina o en los Estados Unidos.

Mis sueños

A los 15 años aproximadamente, no solo sabía que quería ser dentista, sino que también sabía que ejercería en España. Mi padre era español y siempre me sembró la semilla de volver a España.

Yo había estado en España desde los 5 hasta los 7 años y la abuela que me había quitado mi diente de leche era la paterna, la española, de Pontevedra, en su casa de Samieira (Poyo).

Éste es uno de mis dos sillones actuales. 2011

Mi consulta estaría distribuida más o menos igual que la de mi dentista. Y tendría una placa parecida.

Daría citas, para que la gente no pierda la tarde o la mañana entera en el dentista. No haría doler innecesariamente. Tendría buena mano con la aguja. Siempre pondría anestesia. Le explicaría a todo el mundo los conocimientos necesarios para mantener la boca sana. Haría que mis pacientes le pierdan el miedo al dentista. Les explicaría todo lo que iba a hacer antes de hacerlo. Haría Odontología enfocada a la prevención y controles radiográficos (mi dentista nunca lo hacía) Haría unos tratamientos de calidad para poner a la Odontología en el lugar que le corresponde y lograr que se la respete.

Yo no pensaría en sacar dientes, sino en cuidarlos, conservarlos, restaurarlos. Salvar dientes. Sería un héroe.

Revisiones cada seis meses

Después de haber terminado con el dentista, decidí hacerle caso e ir a visitarlo cada 6 meses. Y sin pedir cita, como siempre, ahí estaba yo, en la sala de espera esperando que me vea y me haga pasar. Me miró como diciendo ¿qué haces aquí?. Me echó un vistazo rápido como para ver el brillo de las amalgamas y ya está.

Yo volví a los 6 meses y luego al año y luego cada verano, en vacaciones. Siempre lo mismo, una ojeada y ya está (solo 3 minutos). ¿Eso era una revisión odontológica? Ni siquiera unas radiografías, explicarme porqué se producen las caries, cómo se hace una buena técnica de cepillado, porqué es importante y para qué sirve la cinta dental, recomendarme un buen cepillo, una buena cinta, un enjuague con flúor, hablarme de la gingivitis, decirme que tengo la mordida invertida, que tengo un incisivo girado, pero que no tiene importancia…, ¡algo, algo, algo de Prevención por favor! Un poco de cultura odontológica.

No, prevención nada, solo revisiones cada 6 meses. ¿Para qué? para ver si aparecía otra caries y hacer más restauraciones de amalgama, ¿para eso?. Y ¿cuándo no haya más dónde restaurar, qué hacemos? ¿Sacar la muela?’??.

Mi futuro lo estaba viendo negro. Tenía que cambiar drásticamente mi futuro. – «Me voy a hacer dentista, para cambiar todo esto»-

Mis padres también fueron a mi dentista

Mi madre después de ir a mi dentista, comentaba en casa que el dentista era amable, cariñoso y te hacía relajar con tonos de voz dulces y suaves. Yo tomé nota. Cuando sea dentista tenía que ser cariñoso, dulce y con un tono de voz suave. ¡¡¡¡Yo no era así, todo lo contrario!!! ¡¡¡¡¿Cómo voy a hacer?!!! Yo soy un tipo bastante alterado, y no puedo transmitir a los demás paz y tranquilidad. Tal vez no pueda porque no soy así, no tengo, o no sé.

Luego mi padre me explicó que el Dr. Llanos le había hecho a mamá un tratamiento para quitarle el pus a un incisivo superior. Para lo cual, me explicó muy serio, que había perforado el diente por dentro, había metido una punta larga dentro del diente que le llegó hasta la punta de la raíz; y así salió el pus. Mi padre terminó diciendo: -«la verdad que Llanos hizo un buen trabajito-» Mi padre estaba sorprendido y admirado por lo que había hecho el Dr. Llanos. El Dr. Llanos le había hecho a mi madre una Endodoncia. Rutina odontológica. Pero en una época donde los dientes con dolor-infección se extraían sin más, una Endodoncia era cosa rara y muy valorada. Y más en 1978 en Comodoro Rivadavia. Los avances tardaban mucho en llegar al Sur del país. A la mayoría de los países pobres del mundo, aún no llegaron.

Mi madre perdió la mayoría de sus piezas dentales por caries y terminó con una prótesis removible.

Luego fue mi hermana Ana, que tiene parálisis cerebral de nacimiento. Sufre temblores, falta de coordinación muscular y retraso mental. Llanos la atendió con mucha paciencia. Es difícil atender a éste tipo de pacientes. Pero mi hermana era como yo, se dejaba hacer. Si hay que hacerlo se hace. Buena voluntad, que pocos pacientes tienen. Colaboración con el dentista, un don poco habitual, y que el dentista valora y aprecia muchísimo, porque lo necesita.

A mi hermana también le puso amalgamas, pero ¡¡¡eran más pequeñas!!!. Mis caries eran más grandes. O sea que hay gente que tiene menos caries, o son más pequeñas, o simplemente, no tienen caries. Yo pertenezco al grupo de peligro. ¡Qué mala suerte!

Luego en 1979 le tocó el turno a mi padre, el último en ir. Se resistía. Tenía piorrea, se le aflojaban los dientes y tenía tan solo 47 años. Cuando llegó a casa, le había quitado los 4 dientes superiores del frente y algo más. Estaba desdentado. Mientras esperaba a que le pusieran los dientes nuevos, tuvo que atender a sus clientes sin dientes, igual que a mi madre.

El dentista le dio un presupuesto que mi padre valoró como muy caro. El dentista respondió: «Es el precio de un T.V. en color». Los televisores en color acababan de llegar y aún eran muy caros.

Mi padre perdió la mayoría de sus piezas dentales por piorrea, y terminó con una prótesis removible.

Esto de que el dentista era caro es otra cosa que marcó mi vida profesional. Hoy creo que el dentista tiene que ser bueno, muy bueno, eficaz y competente. Dar en el clavo, aportar la solución y resolver con calidad y durabilidad.

El precio no importa, se paga y ya está. Sabiendo lo que sé Hoy de los dentistas, la calidad no tiene precio. Un buen dentista resulta, a la larga, baratísimo. Lo malo es que la gente no lo entiende.

¿Quién te hizo esas amalgamas?

Finalmente, después de una larga historia, llegué a la Facultad en Buenos Aires. Ingresé en la Facultad de Odontología de la Ciudad de La Plata, calle 1 y 50; muy lejos de Comodoro Rivadavia, a 2 horas de avión exactamente.

Durante mis años de Facultad, siempre me acordaba de mi dentista, el Dr. Domingo Roberto Llanos. Tratando de igualarlo y luego de superarlo. Con llegar a ser como él, ya me hubiera hecho muy feliz. Pero tenía el destino de superarlo, no podía ser de otra manera, son otros tiempos.

En 1º año, teníamos una minicátedra llamada «Preclínica I» de duración semestral, donde los alumnos aprendíamos las cosas más elementales y básicas de la atención clínica. Para ello, nosotros mismos éramos los pacientes y luego nos intercambiábamos, para aprender a revisarnos la boca mutuamente y hacer una ficha y un diagnóstico.

Se podían ver las muelas de las chicas más guapas, restauradas con amalgamas despulidas y otras ennegrecidas. Otras desbordadas, partidas en los márgenes, desajustadas. Sin anatomía, planas como una mesa o hundidas.

Cuando me tocó el turno a mí de abrir la boca, una profesora joven, de unos 27 años, se acercó a mirarme. Miró con atención arriba y abajo y con una carita de sorpresa, admiración, y deleite, me preguntó: «- Balboa, ¿quién te hizo esas amalgamas tan buenas?-«

Las había hecho mi primer dentista, el Dr. Domingo Roberto Llanos, la persona que despertó mi vocación. Aún conservo muchas de mis restauraciones de amalgama, hechas por el Dr. Llanos hace ya 35 años.

Las amalgamas están aún ahí, en mi boca. ¡¡¡Qué baratas fueron!!!

Facultad Odontología, alumnos La Plata
Terminar una carrera universitaria con master incluído, no implica subirse al carro triunfal, significa trabajar para que tus pacientes o colegas te pongan en el lugar que te mereces. La lucha nunca termina.

Ver más: https://www.juanbalboa.com/dentista-la-profesion-del-odontologo/

175 comentarios

Estimado Dr.
Yo como usted también supe desde muy joven que quería ser dentista, hoy con 25 años he podido cumplir mi sueño, y aunque sólo llevo un año ejerciendo estoy segura de que no me he equivocado, es una profesión preciosa, en la que cada día se aprende algo nuevo. me ha encantado su historia y no he podido evitar dejarle este comentario. Un saludo, Tamara Fernández

Qué bonita la historia. Se vé que lo vive, que lo siente y que le gusta lo que hace. Ojalá todos los dentistas fueran así. La verdad que en la vida me habia interesado por mi salud bucal, pero ahora que estoy «jodido» y leyéndole, me he dado cuenta de lo importante que es. Gracias por abrirme los ojos. Tengo 18 años.

Me gusto mucho su historia yo tambien soy dentista e igual mi esposo espero un dia poder conocerle en persona y estare de preguntona con algunad dudad que resulten respecto algun tratamiento gracias.

Que bonita historia, se nota que usted es un excelente odontólogo y un ejemplar para todos los colegas, ojala todos fueran así. Mil felicitaciones.

Que bonita historia Dr.
Mu gustó muchísimo su sitio web, pues usted no sólo explica con muchísimo detalle todo, si no que muestra su preocupación por los pacientes. Muchísimas gracias y mis más sinceras felicitaciones por su trabajo y por tomarse el tiempo de hacer este sitio en internet.

Hermosa historia ! Apenas estoy por creer que soy una Odontologa, pase a segundo año y de casualidad di con su sitio web ; estaba buscando un comercial de colgate y no pude evitar leer su historia, yo tambien juagaba con mis incisivos centrales inf cuando se caian y una mestra de mi colegio me quito el 21, con un hilito delante de todos los compañeros de clases..
es muy bonito compartir las experiencias y ver como nacio su interes por ser odontologo.

Danielita, te auguro un gran exito en tu vocacion como dentista… estoy seguro que sí lograras serlo.. Termina bien todos tus estudios y llegaras a la universidad para estudiar esta noble profesion.. DTB

Hay Juan… las vueltas de la vida! soy «Dentista» tambien…
Empecé buscando algunas fotos, para realizar afiches de prevencion en escuelitas del monte del Chaco Salteño. Y al quedarme con tres (boca sana, gingivitis y perio) terminaron siendo las tuyas (sin darme cuenta!) de todo google imagenes. Estan muy bien sacadas, enfocadas, balance blancos etc . todo exelente y con resolucion (si me permitis las voy a imprimir para dejar en las escuelas!)
Ahi me enganche con tu explicacion de los origenes y causa de la gingivitis (EXELENTE) y me senti como si yo lo hubiera escrito!!! la forma de explicar y habler con los pacientes la narracion y la pasion que pones en la explicacion, ya que se nota te encanta lo que haces, me llevaron a leer algo más de tu pagina… y me meti en tus origenes, hop! sos argentino y viviste en el interior! igual por aqui (Canals, sur de Cba)… pero mas me sorprendi cuando explicabas los motivos de tu decision (tu habilidad manual, trabajar solo, etc etc) ya me estaba riendo de la similitud, hasta que lei que eras del LICEO !! jajaaaaa!!! con algunos años de diferencia cursè en el General Paz de cba!!!
Y me atrevo a adivinar que te encanta la fotografia!! en fin, un alegron ver tu pagina, tan clara abierta y sincera. Hay fotos de los viajes en facebook, y pronto habrá tuyas educando a niños Wichis y Tobas en el Chaco Salteño
Un abrazo enorme, y espero estar en contacto alguna vez!

a que linda historia se paso……….. muy entretenida y divertida tambien muy tierno ese niñito que iba al dentista solito felicitaciones debe ser un gran odontologo, como le gustaba eso DE ODONTOLOGO, QUE LE DABA MAS CATEGORIA .

waoo que bonita tu historia Dr. soy un chico de 16 años y me encanta esa carrera, creo que ahora con el Internet es mas fácil investigar sobre eso, a mi también me gusto desde muy pequeño ,y si tengo que esforzarme y pagar mucha plata para ser dentista, no me importa ya que ese es mi sueño y lo cumpliré como lo hizo usted, me alegra que al final de todo este laborando como dentista :), le deseo mucha suerte y gracias por su historia que me sirvió muchísimo :)

Bueno, pues gracias por el articulo que has escrito sobre porque decidiste ser dentista. La verdad es que andaba buscando algo de información sobre endodoncias y encontré esta pagina, porque estoy tomando lo que me ha mandado mi dentista, es decir Dicorvin, hasta que dentro de una semana me haga una endodoncia en la dichosa muela, que me tiene loco de dolor.
Aunque tengo un seguro medico, tipo Adeslas o Asisa, voy a mi caro dentista de siempre, que mete unos palos de aupa, pero que dura su trabajo por años. Se ha vuelto fino, y ahora en vez de hacer él las endodoncias, me ha mandado a otro colega que hace eso solo.
Efectivamente ganan un paston, viendo el Breitling de oro macizo que luce en su muñeca. De hecho ya me imagino que me soplará unos 300 euros la endodoncia y otros tantos reconstruir la muela en cuestión, no creo que baje de 600 euros la broma de la muela, pero me duele que me mata. Tenía que haberme hecho dentista…, aunque ya es tarde. Eso si, voy cagado porque ya se sabe que los hombres aguantan menos el dolor que las mujeres.

Bonita historia pero sorprendente. No veo en usted miedos ni la polémica eterna que hay con las amalgamas de plata. Prohibida en varios países ya. Países mucho más avanzados que España… cuál es su opinión al respecto?. Aunque entiendo que usted pertenece al grupo de los dentistas defensores. Pues le ha ido bien con ellas.

Yo no soy profesional de la odontología y por tanto puede que no tenga mucha voz en esta materia. Si bien es cierto que no tengo buenas experiencias con las amalgamas. Apenas 2 años después de ponérmelas, las muelas restauradas con amalgama han comenzado a transparentarse, a desgastarse por los filos el propio diente. En algunas muelas la situación ha sido tan preocupante que he acudido nuevamente a la consulta: se me estaba quedando la amalgama pelada, la pieza dental se desgasta precipitadamente y la amalgama se estaba quedando pelada. Es evidente que no me van a durar 35 años, pues a los 2 ya se me está produciendo esa reacción al estilo «intoxicación de la pieza dental por culpa de la amalgama».

Así que me he decidido a retirar las amalgamas y cambiarlas por composite. No sé si será demasiado tarde y ya la pieza está «intoxicada» pues es una reacción bastante extraña. Ya en sí el hecho de que las piezas dentales restauradas con amalgama se tornen grises y deslucidas en su esmalte presagia un cambio negativo en la propia naturaleza del diente…

Si a usted le han durado 35 años lo felicito, a mí a los dos años ya me están dando problemas. Cuando dicen los dentistas que es lo mejor, lo más duradero… Yo tengo composites desde hace ya 12 años. Y las amalgamas a los 2 ya me veo dentro de poco con prótesis pues se ve claramente que los dientes restaurados con amalgama los tengo bastante mal. No sé si seré el caso entre el millón, pero me ha tocado.

Saludos.

Relamente una historia muy interesante. Me encanta y admiro el hecho de buscar la calidad, de ententer la grandeza y lo hermoso de ejercer una gran odontologia de calidad, cosa que muchos pasan por alto o lo ven como algo sin sentido.

Me parece muy agradable compartir los mismo pensamiento, tantas cosas que se acoplan a al forma de ver, pensar y ejercer la odontologia.

Aun soy estudiante de 4 curso de Odontologia en Nicaragua, pero tengo la dicha de tener grandes influencias, algo que a marcado mi vida, gente que admira y sabe lo que es calidad, estetica, durabilidad, en resumen, el buen hacer de la odontologia.

Me despido con gran satisfaccion y admiracion.

Hola, tengo 21 años y es un gusto encontrarse con una pagina como esta, en lo personal he tenido y tengo bastantes problemas con mi boca, y lo que mas me frusta es que cuando voy al dentista no te resuelven ninguna duda, no son capaces de decirte que tienes un problema a menos que tu les digas que te duele, algo tan obvio como inicios de gingivitis, no son capaces de decirtelo.
Pido disculpas por sacar toda mi frustracion, pero verdaderamente estoy proucupada por el futuro de mi boca, con tantos problemas y sin un buen dentista al cual acudir veo el panorama negro.
Vamos que ni siquiera saben decirte como debes cepillarte, cada cual te da su propio metodo, asi que como verá, solo me queda seguir investigando en libros, internet, etc., y encontrar las soluciones por mi cuenta.
Gracias nuevamente por esta pagina, encuentro los comentarios logicos e interesantes.

Muy buena historia de como decidio ser odontologo, a tan temprana edad.

A mi me paso algo parecido pero hasta como a las 13 años

que me estaba atendiendo un ortodoncista que la verdad mis respetos para ese DR. Juvencio Aragon T. que me ayudo con mi problema q tenia de mordida clase 3. fue cuando me llamo la atencion la ododntologia y dije: yo voy a estudiar odontologia.

Actualmente estoy estudiando en el puerto de veracruz. ia me falta poco.

SALUDOS

Hola Dr.!
Muy linda historia! Te pone la piel de gallina! Yo también experimente algo así pero recién a los 15 años! Y hoy la Odontología es lo que más me gusta! Es mi vida!
Estoy estudiando en la Universidad Católica, en Paraguay, seremos colegas dentro de 2años si Dios quiere!
Éxitos en todo!!

lo siento solo pude llegar hasta la ginebra en la boca a los 9 años, si realmente la reencarnación existe como el budismo proclama, tal vez pueda elegir en ,una nueva oportunidad, la profesión de escritor.

Hola Juan,

Me ha encantado cómo cuentas tu historia (al margen del estilo) Enhorabuena por haber descubierto tan tempranamente tu vocación y haber logrado tus sueños convirtiéndola en tu trabajo. Y especialmente por esa pasión por tu trabajo que se desprende de la forma en que escribes.

He llegado a tu web curioseando y debido a un fortísimo dolor de muelas (mi dentista de confianza me ha dado cita para dentro de dos días), buscando algún remedio inmediato. La verdad es que me he distraído leyéndote un buen rato, y ese ha sido mi remedio temporal ya que se me olvidó por completo durante este ratito ;-) Gracias!!

Excelente testimonio y muy interesante.. por favor no lo tome a la ligera ni como una broma pero…¿ por que no escribe un libro sobre su historia? con mas detalles tecnicos sera de gran ayuda tanto a pacientes como a otros de su vocacion… Incluso tiene una peculiar manera de decir las cosas… de verdad le digo que si usted no fuera Dentista podria ser un excelente Escritor, Novelista..o algo asi…en serio… Muchas gracias por escribir su historia… me dejo pensando muchisimo en porqué la ignorancia de mis propios padres no permitio que nosotros los hijos valoraramos el cuidado de nuestra dentadura.. Actualmente me estan haciendo una corona, me faltan 3 muelas y ademas debo reparar 1 mas… Ni hablar.. no me quejo de mis padres… hicieron que lo pudieron y gracias a Dios por ellos, sin embargo, me gustaria animarlo a que su historia sea de mayor impacto a futuras generaciones.(escribirla en un libro le ayudaria..aparte de la Internet y todas esas cosas por supuesto)
Ojala muchos padres de familia vean esta pagina e inculquen a sus hijos (desde pequeños) un correcto cuidado de sus dientes …
Gracias y saludos cordiales desde Mexico

He llegado a esta pagina buscando información acerca de la sensibilidad dental. Me ha sorprendido gratamente lo que cuentas y el modo en que lo haces, solo que me ha sorprendido lo de las amalgamas de mercurio pues yo tube intoxicación de mercurio debido a las amalgamas y lo pase francamente mal. Me las canviaron todas por composite pero me han quedado los dientes sensibles. Tengo un largo curriculum de dentistas en mi haber y de lo que me quejo es de que no te cuentan nada, como si tu boca no fuera tuya incluso cuando investigas por tu cuenta se enfadan. Seguire mirando tu web y si estubieras mas cerca ( vivo en la provincia de Barcelona) te haria una visita. Gracias por este soplo de aire fresco.

Ey! Es padrísima tu página. Hoy voy con mi dentista, que lástima que estás hasta el otro lado del charco! Saludos desde México!!!

Encontré la pagina buscando información acerca de una corona, que es lo que me esta haciendo la Odontologa, me gusto mucho tu historia y sobre todo el enfoque de la prevención, claro la falta de responsabilidad, esa de donde la sacamos, si yo hubiera visitado a la Odontologa cuando me di cuenta que tenia caries se hubiera solucionado con una AMALGAMA… Y como dice Luis Maggi lastima que estás del otro lado del charco!!!FELICIDADES!!!!! : )

colega:
soy un profesional chileno de 31 años y me conmovio su relato, recorde motivaciones personales respecto de esta hermosa profesion. soy odontopediatra y tambien voy por la senda de la prevencion aunque todavia ese enfoque no esta muy difundido en chile, soy uno de los que esta peleando por ello.

saludos afectuosos a la distancia

Tengo 14 años , y creo que lo que escribio ud. me hace tener muchas ganas aun de estudiar odontologia ! thanks ^^

Hola,

Ante todo le felicito por esta página que encontré buscando información sobre coronas y pernos recién llegada a casa de la visita al dentista. Por primera vez consigue alguien despejar muchas de las dudas que tenía sobre este asunto y otros relacionados. Sorprenden gratamente las explicaciones amenas, los detalles, las verdades sobre creencias falsas, los consejos… A cualquiera que lea aunque sea un parrafito de esta página se dará cuenta enseguida del amor que le tiene a su oficio.
Lo único que lamento: que no forma parte del cuadro médico de mi seguro!
Muchas gracias.

ME ENCANTA CÓMO EXPLICA TODO!!, GRACIAS POR COMPARTIR SU HISTORIA DE VIDA Y CÓMO DECIDIÓ SU PROFESIÓN EN LA VIDA, APARTE DE SERVIRME DE GUÍA EN EDUCACIÓN DENTAL PARA MÍ Y MIS HIJOS, ME ENACANTA LA IDEA QUE MI HIJO PUEDA LEER ÉSTE ARTÍCULO SOBRE LA FORMACIÓN DE UN SUEÑO EN LA VIDA, ES UN BUEN EJEMPLO!! :D

MUY BUENO TODO LO QUE ESCRIBE Y MUUY CLARO, SOBRE TODO PARA QUIENES NO SOMOS DENTISTAS, PERO MUCHO MEJOR, MUCHÍSMO MEJOR SERÍA SI CONTESTASE ALGUNAS DE LAS PREGUNTAS O COMENTARIOS QUE SE LE HACEN YA QUE A MUCHOS NOS SERVIRÍA TAMBIÉN DE ASESORÍA.
ESO DE LOS CEPILLOS DENTALES YA VEO, QUE EQUIVOCADA ESTABA!!!! PERO PORQUE LOS CEPILLOS SUAVES TE DAN LA SENSACION DE QUE NO TE LIMPIAN BIEN??? :S …CAMBIARÉ DE INMEDIATO CEPILLOS DENTALES EN MI FAMILIA.
QUE TAN CIERTO ES QUE DEBAN PONER (DESCONOZCO EL NOMBRE CORRECTO) UNA ESPECIE DE FRENILLO O ARCO EN EL PALADAR PARA «HACER QUE ÉSTE MISMO VAYA EXPANDIENDOSE»?? ESTO POR SER UN PALADAR EN FORMA DE «V» Y NO DE «U» SEGUN EL DENTISTA Q RECIEN VIÓ A MIS HIJOS EL DIA DE AYER, QUE INCLUSO A AMBOS SE LES NOTA EN SU FORMA DE PÓMULOS. ÉSTA RARA EXPLICACIÓN Q ME DIÓ EL DR, ME DEJÓ CON CARA DE «QUÉ..CÓMO?» A LO Q ME CNTESTÓ «ES DIFÍCIL DE ENTENDER» :S ..SI VEO A MIS HIJOS EN TÉRMINOS BASTANTE NORMALES..A EXCEPCION Q LA NIÑA LLEVA SUS DIENTES UN TANTO APRETADOS POR FALTA DE ESPACIO..Y AL NIÑO (12 AÑOS) SUS DIENTES FRONTALES SUPERIORES COMIENZAN A ASOMARSE BASTANTE ..NO ENTENDÍ NADA, Y ME DEJÓ MUCHAS DUDAS, CONSIDERO QUE SEGUIRÉ BUSCANDO OTRAS OPINIONES ANTES DE COMENZAR UN TRATAMIENTO DE ORTODONCIA.
LO FELICITO EN VERDAD, POR SER UNA PERSONA QUE AMA SU PROFESIÓN, LA DISPOSICIÓN Y PACIENCIA QUE TIENE HACIA SUS PACIENTES (SE NOTA AL SENTARSE A ESCRIBIR FRENTE AL MONITOR Y SUBIR TODO ÉSTO A INTERNET) ..A ESO LE LLAMO UNA VERDADEEA VOCACIÓN, MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!

Hola doctor, es muy emocionante lo que escribe. Yo tambien soy odontologa y lo supe desde chiquita, me costo mucho recibirme pero cuando le pude dar el titulo a mi papa quien me ayudo a poder realizar mi carrera a pesar de los dificiles tiempos del 2001 en este pais, senti que podia con todo el mundo. Esa sensacion de hacer lo que te gusta es inigualable.
Hace unos años que no dejo de trabajar y hoy mi sueño es poder tener mi consultorio pero aca en argentina es tan dificil que a veces me pongo muy triste.
Pero ojala Dios me ayude para que pueda cumplir este proyecto que no se como enfrentar.
Saludos.

No hay nada que no se pueda hacer, a veces hay que sacrificarse enormemente… pero la recompensa te hace olvidar todo y disfrutar el presente

¡Hola! Me ha gustado mucho su historia… Y si, he llegado a esta página buscando también en Internet. No me dan miedo los dentistas.. me gustan, mas bien. Aunque me da un poco de miedo lo que hacen, tengo fobia a las inyecciones y a la sangre. Tengo 16 años, los dientes torcidos, y necesito aparato, pero mis padres no dejan de ignorarme respecto a eso. «No hay dinero», dicen. Y luego dicen «Me voy a comprar tabaco». A lo que respondo «Ya has comprado dos hoy». «Ya me los he fumado». Me gustan los dentistas, por que te hacen sonreír. Te ayudan a tener una sonrisa bonita. Yo no puedo hacer eso… No me gusta sonreír, la gente me mira mal, así que ahora tengo la costumbre de taparme la boca al hablar, y de reprimir muchas sonrisas, todas las que pueda. Y los dentistas son buenas personas, por que ayudan a la gente como yo a no tener que seguir reprimiéndose…

Me gusto mucho su historia, es bueno leer historias como estas porque aprendemos algo nuevo. Y hoy aprendi que no todos los doctores son iguales, pero si con la misma fama y muy mal hecho! Ahora se que debo de ir mas seguido al dentistay cuidar mas mis dientes y muelas!
Muchas gracias por los concejos y por dar a conocer su historia que por cierto es muy bonita

SALUDOS DESDE: ENSENADA B.C MEXICO.

Me agrada mucho su página. Es muy explicativa y concreta, sin dejar de lado las anecdotas. Soy estudiante de odontologia , del penultimo año y justo he empezado ya a tratar con los pacientes y es cierto que cada uno es un mundo y hay q luchar siempre con los complejos y preocupaciones que cada uno trae. Muchas gracias por ser tan detallado en los tratamientos, de alguna manera u otra me ayuda bastante a la hora de explicar algún tratamiento.

Saludos desde Perú.

Hola Doctor, tengo 17 años y estoy en la etapa de decidir que voy a estudiar, es muy dificil de decidir para mi, estoy entre odontologia o doctor con alguna especialidad, estaba buscando informacion acerca de la odontologoa y medicina encontre esta historia que me ayudo mucho al saber que el trabajo de dentista es muy bonito.

Gracias y saludos

P.D: Lo tomare como mi modelo de dentista a seguir y tratare de ser muy bueno como usted, saludos y una vez mas gracias =D

Alan yo tambien hace no mucho estaba pasando por aquella experiencia de elegir entre medicina y odontologia, y al final por circunstancias del destino termine estudiando odontologia, y con muchas dudas la inicie, cada dia que pasa esas dudas se van alejando mas y mas rapido de lo que imaginas hasta terminar alejandose por completo, pues te das cuenta que esta es una carrera muy hermosa, y que te llena el alma, como muy pocas carreras lo hacen, logran que te superes como ser humano, pero te cuento que, aquellas dudas eran por la ignorancia que tenia acerca de esta carrera, porque si hubiese sabido lo poco que se hoy de esta preciosa carrera, no lo hubiese dudado jamas. Cada dia me enamoro mas de ella. Y eso de tomar a un odontologo como tu maestro y modelo a seguir, esta muy bien, exelente. Yo tambien lo he hecho, y creo que tuve suerte al elegir, creo que ellos se convierten en una especie de segundos padres, de quienes aprendes con el ejemplo, y como todo hijo, siempre sentiras que tu padre es el mejor de todos. =)! Gracias Muchas Gracias, a todos aquellos padres de la odontologia, que hacen que cada dia querramos ser mejores profesionales como ustedes…Gracias

Hola! soy estudiante de Odontologia en Vzla, actualmente estoy en mi ultimo anio de pasantias, y se me presento un caso con una endodoncia posterosuperior 2.6 horrible! no deja de dolerle!!… y me puse a buscar casos clinicos… sin querer aparecio esta pagina y aunque al parecer va diriguida a pacientes… me gusto mucho y me inspiro…no olvidare Nunca! que las endodoncias quiere decir que estamos salvando un diente que esta practicamente en la tumba.. que debo tener mucha paciencia… y que no me debo frustrar …seguire estudiando para brindar el mejor servicio posible y porsupuesto volvere… para leer porque decidio ser dentista! :)

un cordial saludos!

Valeria!

Hola! Me llamo Claudia tengo 16 años y recientemente fui admitida a la Universidad Nacional de Colombia para la carrera de Odotologia. Tenia muchas dudas acerca de mi decision y estaba muy insegura; pero dejeme alabarle que gracias a su muy conmovedora historia, ya no mas. Me senti identificada en muchas cosas y ahora se que no pude haber elegido mejor. Estoy muy feliz de haberme encontrado con este maravilloso articulo en internet que ahora esta impreso y guardado en donde pueda releerlo con frecuencia. Solo me queda por decirle un inmenso gracias. :)

Aunque aun me queda una pequeña espina en cuanto a la carrera y es que, en lo personal, la estetica de mis dientes es terrible. Me da mucha verguenza tener que sonreir o hablar porque tengo serios problemas de ortodoncia y me aterra pensar que la gente va a burlarse de mi por estar estudiando odontologia. Necesito un consejo, un consuelo ..

Claudia:
Me alegro de haber sido útil.
Creo que deberías aprovechar estar en la facultad de Odontología, para hacer averiguaciones y ver si hay un curso de ortodoncia, donde puedas ofrecerte para que te hagan un tratamiento.
Si lo necesitas, buscarás la manera de tratarte.
Luego, si te gusta, podrías ser tú una ortodoncista y ser un ejemplo sirviendo a tus pacientes con mayor comprensión.

jajaja buenisimo! nunca imagine que me entretuviera tanto con una página de un dentista! jejeje y con unas explicaciones maravillosas, que cumplen con uno de sus objetivos: que las personas – como yo – ya no le tengamos terror al dentista! Gracias

Buenas tardes doctor, espero que se encuentre bien !! me encanto su historia me identifico con algunas cosas.. yo estudio la carrrera de odontologia me faltan un par de años para salir y espero ser tan buena como usted. La verdad esq ahora, lo que usted sintio son su dentista cuando era niño lo estoy sintiendo yo sin aun conocerlo!!.. hasta el momento no e tenido un dentista que me aga sentir confianza a la hora de atenderme y creo que esa relacion medico-paciente es muy importante al igual que usted yo e pensado.. kiero que mis pacientes se sientan comodos, en confianza, sin problemas,etc. pero.. tal vez esa no sea mi personalidad al 100% .. pero no imposible, habra otra forma de lograrlo de acuerdo a la personalidad de cada quien..
Muchas Gracias por la pagina esta buenisima aprendo cosas nuevas y me saca de algunas dudas que pudiera tener!! de echo asi di con ella, buscando un articulo de extraccion dental y buUalaa! salio esta maravilla, como no lo descubri antes!! no es nada aburrida hasta hace reir con algunos comentarios, se nota el sentido del humor buenisimo!! jaja… Muchas felicidades y gracias nuevamente!!! Usted sera mi ejemplo a seguir!!. saludos!! :D

HONORABLE DOCTOR: antes que nada lo felicito por su grandeza……hoy en mundo odontologico lleno de estrategias evidentes de marketing y mediocre competencia, es una hazaña colgar un sitio web donde sin animo de lucro e interes diferentes a darle porte a esta profesion que tanto la necesita y ademas inspirar confianza en y hasta despetar esa vocacion que muchos jovenes llevan dentroesw magnifico…yo soy colombiano residente en argentina tengo 26 años y junto con mi esposa llegamos a este pais atraidos por el anhelo de ser odontologo o mas gran odontologo, me causa algo de sorpresa y no se que otra sensacion saber que lo que yo pretendo hacer cuando sea un profesional no era primicia y que existen grandes como usted….quee semejanza ahi nuestros pensamientos.. tanto asi que igual que este diciembre proximo y por segunda vez me inscribire para ingreso en la prestigiosa universidad de la plata..espero entrar en contacto con usted y que pueda ser un orientador para mi proceso de estudio.. recibo consejos y demas…se me es duro por que soy padre y debo combinar estudio con trabajo y hogar pero no sera imposible…..bendiciones a usted y su familia…….jmzl1984@hotmail.com

que bonita historia doctor, yo soy hondureña y estudio odontologia una carrera que me apasiona porque levanta la autoetima de las personas algun dia llegare a conocerlo sera un placer

Que buena historia..es inspirador ya que muchos estudiantes quisieran llegar a ser como usted..yo tuve mala experiencia con mi dentista, el cual me traumo en mi niñez, ahora estoy estudiando ya que el entusiasmo y las ganas de querer estudiar fueron brindados por un odontologo que es amigo de la familia..Hace poco me desanime de la carrera,pero los animos de mi familia me dio fuerza para seguir y más entusiasmo me da leer su historia..ya que quiza puedo identificarme con ella

muy buena historia doc!!
No pude dormir en toda la noche por un dolor de muelas, el cual mañana resolverá mi dentista, pero su blog ayudo mucho a mi insomnio.
Si yo le contase mis experiencias con los dentistas necesitaría un mes entero.
pero para resumir, mas allá de mi mala experiencia en un principio tuve la suerte de con la vida encontrar excelentes dentistas que me han hecho la vida y los miedos mucho mas llevaderos.

Me gusta su página Dr, y la forma en la que relata su historia , ojalá tuviéramos Dentistas así en México, pero la vdd, de prevención , nada. A mi si me preocupa mucho mi salud bucal, pues quiero conservar mis piezas sanas y en su lugar lo más que se pueda, creo que voy a cambiar de Dentista. Saludos desde Monterrey, Nuevo León, México.

Excelente narración, muy inspiradora doctor, la deseo compartir el link con mis alumnos y colegas en el fb si usted lo permite, mi padre tambien era dentista y poseo al igual sus amalgamas, lo más interesante es que aunque los hemos superados a aquellos dentistas, todavia vemos cosas muy bellas en las bocas de las personas de la tercera edad realizadas por ellos, incrustaciones de oro perfectas, por ejemplo, el reto ante mis pacientes cuando me dicen «Y usted trabaja igual que su papá», siempre les digo que mas o menos, lo mejor es cuando comentan jaimito tenes la mano igual a tu papá. hoy en día ya masters, especialistas etc. no podemos olvidar que con aquellas manos hacian maravillas. Si fueron un ejemplo a seguir y a igual que usted inspiraron nuestro futuro. un abrazo.

Dr. Balboa, me siento totalmente identificada con su historia tengo 25 años ya ejerzo nuestra profesion hace 3 años y tambien decidi estudiar odontologia por mi dentista que tambien cuando yo niña me colocaba esas amalgamas y sobre todo cuando me decia que era su «mejor paciente», felicitarlo por promover la prevencion y sobre todo por ese amor y entrega a nuestra maravillosa profesion que porsupuesto comparto con usted.
Saludos desde Arequipa, Perú.

Dr. , por que no escribe un libro para niños sobre odontología? Así une sus dos vocaciones, y de paso le enseño algo importante a mi hijo, jaja. Me avisa en cuanto lo publique ! Un saludo desde Miami.

Dr. Balboa , la historia de como decidió ser dentista me ha gustado mucho, es muy entretenida e interesante, que alegría que haya encontrado su web, me inspira mucho pa seguir con mis metas, yo también estudié odontología y soy recién egresada y le doy gracias por compartir sus experiencias con todos,y además de brindarnos sus conocimientos,y bueno como comentan los demás un libro no sería mala idea,buenas vibras Dr., hasta luego.

ME AGRADA MUCHO SU HISTORIA COMO EMPEZO PARA SER UN GRAN ODONTOLOGO ME DA MUCHA MAS CONFIANZA ESTUDIAR Y LLEGAR ASER COMO USTED ME GUSTARIA CONOCERTE EN PERSONA POR QUE PERSONAS COMO USTED HAY POCAS Y ESAS POCAS PERSONAS DEBERIAN AYUDAR ALOS JOVENES MUCHAS GRACIAS TENGO 15 AÑOS Y SE QUE LOGRARE MI SUEO DE LLEGAR ALGUN DIA SER UN GRAN ODONTOLOGO.

HOLA DR. BALBOA , ME GUSTA LA HISTORIA DE COMO LLEGO A SER ODONTOLOGO. DEJEME DECIRLE Q YO TAMBIEN LO SOY VIVO EN PERU Y POR LO VISTO TENEMOS EL MISMO APELLIDO. ES VERDAD ESTA CARRERA ES MUY BONITA , EMOCIONANTE Y CADA DIA SE APRENDE MAS

HOLA..DR
ME ENCANTO SU PAGINA…MUY BN EXPLICADA…. ME AYUDO MUCHISIMO A SEGUIR ADELANTE CON MI CARRERA..TAMBIEN ESTUDIO ODONTOLOGIA Y LA VERDAD ME ENCANTA…. PERO AHORA QUE PASE POR ESTE SITIO WEB….. VEO K HAY MUCHO MAS POR QU EIR………….. MUCHAS GRACIAS

ES USTED AHORA MI MODELO A SEGUIR………………..!!!

Dr. Balboa felicitaciones por su pagina y por compartir una anecdota tan simpatica como la suya, mi vocacion de Odontologo la encontre de una manera muy distinta pero me hubiese gustado tener un recuerdo tan grato como el suyo por su dentista, muchas felicidades y exitos. Lima – Perú.

¡qué interesante su página! soy de ir muy seguido del dentista, tuve muchísimos años ortodoncia. cuando leí la importancia del hilo dental (como decimos en Argentina) lo agarré y hace 15 minutos que me lo estoy pasando! jajaja. le mando saludos desde la provincia de Santa Fe, en su lejana patria.

HOLA:
yo tambien quisiera llegar a hacer odontologa como usted yo me quisiera espezialisar en odontopediatria, yo tengo ua tya que es dentista se llama susana manriquez ruelas es hermana de mi papa y se que estoi todavia muy joven pues tengo 14 años pero lla estoi por entrar a la prepa y me quisiera ir por la carrera de odontologa
veo que su historia es muy interesante y bonita
hasta luego.

DR JUAN BALBOA tenemos muchas cosas en comun me siento identificado en gran parte con su historia,mis abuelos eran de pontevedra mi nombre es carlos gonzalez vivo en rio cuarto cordoba republica argentina . tuve la dicha de elegir esta digna y linda profesion de la cual estoy enamorado y agradesco mucho a mis padres por el gran sacrificio que tuvieron que hacer mi padre empleado de comercio y mi madre tuvo inmoviliaria pero no pudo continuar debido a que perdio su vista,hoy estoy muy orgulloso de ser odontologo con las dificultades que como toda profesion presenta es muy apasionante y me siento feliz de ejercerla,exelentes todas sus notas se nota que es un eximio profesional ademas de buena persona que sigan sus exitos ,buena y larga vida mis saludos y la mas profunda admiracion hacia ust

Hola doctor su historia es muy buena gracias esta muy bonita usted es un ejemplo a seguir, desde que tenia 11 años supe que queria ser dentista y ahora tengo 17 años sigo firme en mi decision muchas gracias por darme una razon mas para seguir hacia esta carrera que es tan bella saludos.

Muy bonita historia Dr… me gusto ya que tambien me interese en la odontologia por medio de mi dentista q me atiende desde niño y hasta la actualidad e inclusive me da la confianza de reemplazarlo cuando se va a congresos o de vacaciones… y al igual que Ud. deseo alcanzarlo y superarlo.. un saludo desde Arequipa-Peru.

Hola, Un saludo desde México, buscaba información sobre las muelas del juicio puesto que a mis 21 años están por salir, y en su blog encontré la explicación mas sencilla y amena que hubiese leído, fue tan ameno que de hay salte leyendo cada articulo aquí posteado, sorprendiéndome de lo mucho que ignoraba por mas sencillo que se nota, y lo cierto que es el descuido de nuestra salud bucal. Cuando leí su historia reviví el momento en que mi abuela me saco mi primer diente de leche, realizo el mismo diagnostico y dando el mismo jalón OhHh! quede atónita :) Mi primera visita al doctor a los 7 años por una caries que deshizo mi primer molar, el sillón de color verde y la jeringa de metal que dejaba sin aliento a cualquier pequeño, pero en 2 segundos el pinchazo y esa sonrisa de confianza en el doctor con mi molar en la mano, una buena practica jejeje Estoy fascinada, me alienta a cuidar mi boquita con mas énfasis. Miles de gracias :D

Realmente estaba buscando como revalidar mi titulo en EEUU y me topé con su pagina. Le soy honesta: pensé que era un narciso por hacer una historia personal tan pública… pero lo leí completo y me encantó!!… Yo también tuve un odontólogo al que admiré de niña y realmente era una mujer muy buena en todos los sentidos, recuerdo su nombre, su cara y cada detalle de la sala de espera y de su consultorio. El pasado 9 de diciembre obtuve orgullosamente mi titulo de odontólogo y a diferencia de usted desde pequeña me llevaron al odontólogo y si me hablaron de prevención (nací en el 88) y eso me encantaba!!! Espero no dejar la humanidad a un lado (como muchos hacen) y ser una inspiración para pequeños niños como otros fueron inspiración para mi y para usted. Saludos!

Cristina Reyes:
Las biografías personales de los grande de la historia, son importantes para guiar a los jóvenes que no tienen las cosas claras o quieren superarse.
Hay que contar historias. Éxitos y fracasos. Dan ánimo y marca caminos y horizontes a quien les interesa leerlas. Yo las leo. La mía es ridícula, pero le ha servido a alguien. Lee los comentarios.
Yo terminé mis estudios el 7 de Diciembre del 87. Dejas de ser alumna, pero nunca estudiante.

Que linda tu historia sabes soy de México y estoy casada con Francisco Balboa Cores que aló mejor son primos ..que chico el mundo sus padres eran de allá y te encontré de casualidad..

Gina balboa

Hola doctor Juan, quiero dare la enhorabuena por gustarle su profesion, ya que son tan pocos,solo miran el dinero que pueden sacar a su victima,y digo esto porque yo me considero una victima de un mal dentista sin ningun escrupulo y sin reconocer lo que hizo mal o mejor dicho un horror ,que me gustaria poder hablar con usted y que pudiera valor ya que desde que me hizo lo que me hizo llevo pasado un calvario ,sin molestarle mas le doy un fuerte saludo

Dr. le doy mi entusiastas FELICITACIONES..! encontre esta pagina buscando la ayuda de perseverancia, ya q solo me faltan 1 semana para ingresar a la Universidad (Odontologia), y tengo muchas dudas, usted me a aclarado algunas. No me identifique mucho con usted, con la forma que decidio la carrera, pero si, la ganas de ayudar a los demas y de superarme a mi misma, de no ser un ODONTOLOGO de cantidad SINO DE CALIDAD =)

Me ire a estudiar en otra ciudad, que queda a 7 horas de mi casa, eso me da tristeza en dejar a mi famila, pero mas tengo fueza de cumplir mi sueño…
mi cierta duda, es la forma de estudio? me da miedo a no Aprender todo los contenidos que nos daran.! me gustaria q me aconsejara..! gracias
PD.: de vez en cuando me da fiebres emocionales =) jajajajaj

Carolina:
El universo entero se confabula para abrir los caminos a aquellos que saben lo que quieren y están dispuestos a pagar la colegiatura que haga falta. El futuro es tuyo. ¿Lo quieres?

Hermosa, la historia! me transmitio mucha felicidad, me diverti, me resulto muy entretenida su historia por la cual me senti muy identificada. tengo 18 años y hace 4 años que tengo decidido seguuir odontologia.
creo que haber leido esta pagina me dio muchisimas fuerzas, simplemente llegue a esta pag porque queria saber las materias que tenia.
Estoy encantada de haber leido.
Exitos para todos los odontologos!

PD: lo felicito!

HOLA DOCTOR…. ME ENCANTO MUCHO TU HISTORIA, AHORA SI PUEDO SEGUIR CON MIS SUEÑOS Y HACERLOS REALIDAD, CON MUCHO ESFUERZO Y PACIENCIA SE OBTIENEN LAS COSAS GRACIAS, QUE BONITO ES SENTIR QUE DESDE PEQUEÑOS QUEREMOS CUMPLIR UN SUEÑO Y NO ES SOLO DEJALO EN SUEÑO SI NO HACERLO REALIDAD CUESTE LO QUE CUESTE…

Excelente historia!, muy bonita… —> «no pensar en sacar dientes, sino en cuidarlos, conservarlos, restaurarlos. Salvar dientes. Ser un héroe.»… estas frases muy sabias… y —-> «LA CALIDAD NO TIENE PRECIO»… ^_^ :) :D

gran historia! soy estudiante de odontologia en mexico, me llama la atencion eso que estudio
en argentina y se fue a españa, segun tengo entedido que tienes que hacer muchos movimientos para poder ejercer en otro pais COMO LE HIZO?

Me encanto todo lo que cuenta y mas aún la forma de hacerlo.. y sí yo tmb creo que deberia escribir un libro (tendría éxito seguro). Le cuento q yo tambien quiero estudiar odontologia me parece interesante todo lo que tiene que ver con la salud bucal. Un saludo y felicitaciones.

Llegué a esta pagina por un problema de gingivitis, he leído la mayoría de sus artículos y estoy fascinada. Éste en particular hizo que se me pusiera la piel de gallina, qué manera de escribir!
Muchísimas felicidades!

Hola, soy de santiago de chile y me emocione mucho al leer su historia, quiero ser odontologa, pero mis notas no fueron lo suficientemente buenas para poder ingresar a estudiar odontologia, lo he intentado ya 2 años voy por el tercer, pero no me rendiré hasta lograrlo, es lo que mas quiero, no me imagino en otra profesión que no sea esta, pero me entristese mucho ya que muchas personas me dicen que no podré, quiero demostrarles a todos que lo lograre y llegar a ser una de las mejores como usted.. ojala pueda lograrlo, me ha servido de mucha inspiración, felicitaciones por su hermosa historia, un abrazo grande desde Santiago de Chile

Estimado Dr. (se lo ha ganado) Balboa:

Lo felicito por su página; revela que además de amar su trabajo, ha destacado como pocos en su profesión. Agradezo que haya compartido, de manera tan sencilla y amena, una parte de su conocimiento con todos los que hemos tenido el privilegio de leerlo. Recia un saludo afectuoso desde México.

Muchas felicidades por su historia. Su ejemplo es de gran ayuda para quienes desean ser dentistas como usted. Me encantó su web y leí todo lo de las técnicas del cepillado e hilo dental. Magnífico. Es todo un profesional. Saludos desde Querétaro, México.

me encanto tu historia se ve que la has luchado para ser quien eres, te felicito yo tengo 20 años y tambien sueño con ser odontologa es algo por lo que tengo que luchar ya que no tengo los recursos para estudiar esta carrera pero tengo que poner todo de mi , no se por donde empezar… bueno exitos

Hola Doctor! :) Me encuentro muy feliz de haber encontrado su historia! pero espero de corazón me conteste! soy una chica mexicana que tiene interés en la odontología pero me preocupa una sola cosa: me encanta viajar y convivir con mucha gente y siento que al no hacerlo día a día me sentiría aprisionada? Usted que piensa? Me identifiqué con todo excepto con lo de ser solitaria! Me encanta la carrera y creo que es lo que quiero porque nosé como explicarle a la gente el gusto que me daría estudiar odontología, he tenido problemas con mis dientes y sé lo importantes que son principalmente para la seguridad en uno mismo, me encanta ayudar a la gente y encima se me da fácil todo lo que tenga que ver con la biología y la salud y asco no tengo ni poquito :) Sólo me preocupa sentirme encerrada en el consultorio, sería de gran valor si me diera su opinión, muchas gracias y muy linda historia :D

Haide:
No sé qué edad tienes, pero una de las cosas mas importantes en la vida, es tener un trabajo que te dé para vivir, como los tiempos que corren «exigen.»
Si además de eso, trabajas en lo que te gusta, o incluso te apasiona, eres una privilegiada.
La soledad o la compañía en el trabajo, tiene sus ventajas y también sus inconvenientes, como todo. Tu elección, tiene que dictarla tu corazón.
Ten en cuenta que la gente es la que te da de comer, ser como eres, es una ventaja para el trato con los pacientes. Y que para viajar, como dices que te gusta, y conocer gente nueva, hay que tener dinero, sin dinero no tomas ni un taxi.
El consultorio, solo es solitario cuando no entran pacientes, pero si los tienes, no podrás aburrirte, ni echarás de menos compañeros de trabajo, que a veces ayudan y otras te complican la vida.

q bonita historia ,yo soy estudiante de odontologia de una universidad de lima peru y su historia es muy similar a la mia ,q lindo lograr nuestros sueños .

Solo un comentario. Veo que se siente orgulloso de las amalgamas que le pusieron hace años, pero no comenta nada sobre el descubrimiento más reciente de que desprenden mercurio e intoxican el organismo, creando numerosos problemas de salud.
Dando por sentado que usted ya conoce esa opinión generalizada, me gustaría saber si es que no la comparte, y si fuera así, los motivos.

Querida Elisa:
Desde hace 100 años y hasta hace poco tiempo (25 años como máximo), el único material conocido, fabricado, comercializado, distribuído y estudiado en TODO EL MUNDO DESARROLLADO, para restaurar una muela con caries, era la AMALGAMA.
Hacer una buena restauración de amalgama, era hasta el año 89/90 un orgullo para cualquier profesional que se precie. Como debe ser.
La gasolina de tu coche, y todos los plásticos de tu casa y una larga lista interminable de cosas, contaminan y son tóxicas para el organismo, pero es lo que hay, de momento. Cuando fabriquen coches a vapor y los plásticos sean de papiro, ya los compraremos.
Yo no uso la amalgama desde hace unos 15 años, porque existe una alternativa mejor, pero si viviera en 1973, ¿qué debería usar?.
Yo en ésta entrada del blog, estoy contando una historia ya pasada, que veo que no has leído, solo has leído sobre la amalgama, la sacas de contexto y te dedicas a hacer preguntas que no corresponden.

Buscando informacion sobre el post operatorio de una exodoncia cai aqui, y la verdad, que suerte he tenido.
Estoy cursando 4to año de la facultad de odontologia en argentina, y la verdad creo que en mucho años no me habia sentiro tan emocionada leyendo una historia sobre la odontolgia como la suya(en buen momento,un 3 de octubre)
Yo no re cuerdo como quise ser odontologa, se que la termine eligiendo por descarte, necesitaba estudiar y algun dia trabajar,ganar dinero, y no me parecia nada dificil el trabajo del dentista(no me percate que antes, tenia que pasar por la universidad)
A lo largo de tantos años en la universidad, creo que la ausencia de ejemplos como el de su primer odontologo, hacen que salgamos cada vez menos profesionales en la carrera,creo que a travez de su historia acaba de enseñarme lo que tanto estoy buscando aprender y me sigue insentivando, la calidad del profesional.
Espero algun dia porder escuchar alguna historia asi,pero de mi,para eso espero mas que tener las mejores notas en cada examen, poder aprender la calidad profesional de cada uno de los doctores que estan en cada materia practica que tengo que cursar
Feliz dia, y muchas gracias por caer en mi busqueda!

Hermosa historia, felicidades por su maravillosa trayectoria, se ve que nació para esto. Éxito en todo lo que venga y saludos desde Chile !

Enhorabuena por la pasión que transmite cuando habla de su trabajo y hacer que la gente lo valore. Me siento identificada con su historia pero mi sueño era otro, ser maestra y también me encontré con personas (bastantes) que pensaban que era una locura, que los niños son insoportables, que no tienen vergüenza, etc. Nadie dijo que fuera fácil, pero siempre me gustó este trabajo y a día de hoy estoy orgullosa de ser maestra y ver que cada día mis alumnos y sus padres agradecen mi labor, y esto no tiene precio.
Saludos desde Madrid.

Saludos Dr. tengo un par de caries en las muelas de abajo pero todavia no me duelen, ya hice mi cita al dentista, pero estoy que me muero del miedo, quiero saber que tanto duele arreglar una caries?

Dr. Balboa
Me encanto tu historia, me recordaste el amor que siento por la odontologia, desgraciadamente la deje de ejercer por 8 años y no se como volver a ejercer, aunque dicen que lo que bien se aprende jamas se olvida.
Felicidades por ese amor incondicional que la odontologia y sobre todo los pacientes merecen.

Doctor, usted me ha hecho perder el miedo al dentista, sigo sus recomendaciones (no siempre al pie de la letra) pero cada que tengo un problema con mis dientes busco su blog y taraaan, me quita el pánico.
Gracias y un enorme y caluroso abrazo desde México DF.

Doctor,

qué agradable relato nos ha hecho, me lo imaginé todo, a usted ahí chiquito sentadito en el consultorio de su dentista… qué linda historia!

Quiero pedirl su opinión, mire, yo estudié una carrera que no ejerzo porque no me gustó, ahora que ya estoy por cumplir 33 años, estoy pensando en estudiar odontología, pero tengo temores, como el hecho de no poder después de tantos años de haber dejado los libros y también me atemoriza que, una vez que termine los estudios, estaría con 37 ó 38 años y no sé si sea ya tarde para comenzar en esta bella profesión.

Por favor, dígame su sincera opinión.

Gracias por responder.

Cordialmente

Ana: En la vida solo se fracasa cuando dejas de intentarlo. Por supuesto que podrías conseguiulo, si realmente lo quieres.
No te puedo decir que la salida laboral sea muy maravillosa, porque hoy en día hay mucha competencia y mas dentistas que nunca en la historia, pero ¿dónde no la hay?

Te animo a que lo hagas, las mujeres dentistas tienen mas futuro que los hombres.Y hay especialidades que puedes dominar.

Ana la vida me ha demostrado que lo que hagas con Amor e Ilusión será un acierto y además podrás vivir de ello…si te apasiona serás buena dentista y te irá bien….si no te apasiona y solo buscas un trabajo rentable, serás mediocre, tirarás para adelante pero no serás Feliz……yo encontré mi vocación a los 31…..solo tenía E.G.B. Pero comencé a estudiar lo que a mi me apasionaba y ahora con 40 soy feliz con mi trabajo……actualmente he empezado a estudiar Guitarra……que mas da a que edad empieces…..lo único que importa que a ti te haga Feliz……No dejes de cumplir tus sueños por nada ni nadie…eso si ten claro cual es tu sueño

Doctor,
Que historia tan maravillosa y que manera de redactarla tiene!! Me ha llevado por cada momento de la mano y con la imaginación lo he visto todo tal cual le pasó!
Gracias por compartirla con nosotros, ojalá en mi camino Dios ponga un Odontólogo con esa pasión y ese cuidado que tiene usted, por el bien de mis muelas!
Saludos desde Tijuana, Mexico! :)

Feliz!!! Es como te puedo imaginar al leer tu espacio, y ahora el compromiso con tu profesión. Sabes si se contarán estas historias cuando estas en orientación vocacional, creo que todos elegiríamos con certeza lo que en realidad queremos sin escuchar a los «mata sueños» gracias por ser un buen odontólogo y un buen escritor.

la sociedad debería darle la importancia que se merece el odontologo, puesto que no es cualquier cosa como la mayoría cree…
«doctor», que orgullo que un paciente le llame a su dentista de esa forma!
pienso que lo que usted ha escrito tendría sin duda un gran impacto en jóvenes que están por elegir una profesión. así como a mi, al leer su experiencia me ha terminado por convencer y seducir el sueño de emprender a partir de este año mi formación como cirujana dentista.
con toda la admiracion y respeto a usted y los dentistas.
estela l.

DOCTOR ME ENCANTO SU RELATO, ADEMAS NOS ENSEÑA LA IMPORTANCIA DE LA ODONTOLOGIA, Y DEL CIRUJANO DENTISTA, TODAS LAS PROFESIONES SON BONITAS Y RESPETABLES, PERO PARA MI ESTA ES LA MEJOR, Y ESTOY ORGULLOSO DE SER DENTISTA, LO FELICITO DR, UN SALUDO DESDE FRONTERA COMALAPA, CHIAPAS MEXICO

Que gran historia detras de una vocacion! Encontre esta pagina al buscar en google si se puede reemplazar los arreglos en plomo por amalgama y terminé en su web. Será que es posible dr?

Un dentista cpon pasion, me haría revisar de usted la boca cada seis meses, con y sin anestesia.
Me encanto su relato natural y sincero.- felicitaciones.

Dr!!! Que hermosa historia! Que niño mas inteligente!!! Un niño con una gran madurez y un adulto con mucha responsabilidad!!! Gracias por regalarnos estas experiencias!!!

Doctor, que excelente historia y que buen doctor es usted por lo que veo!!! ojala todos los doctores tuvieran ese amor por su profesion, lo digo porque he acudido a dentistas y me siento ni me explican nada y pregunto y no me dan respuestas concretas. Creo que estudiare esta carrera porque me dije a mi mismo que queria ser un gran dentista, la verdad no hay ninguna carrera que me guste demasiado todas normal, pero odontologia es la que va mas en mis preferencias, tan solo tengo 17 años y el proximo año con el favor de dios empiezo si dios quiere a estudiar esta carrera, espero ser un buen doctor, a pesar de que muchas personas dicen que es cara que no podre pagarla, creo que uno con esfuerzo todo lo logra, eeh solo espero que se me den las cosas como estoy pensando y que no me vaya a equivocar de carrera y ser un gran odontologo!!! :=)

Hola Doctor que bien escribe y que bella historia, en realidad fue usted un niño maduro, para recordar cada cosa que vivio y forma en que fue definiendo su sueño. Entre a su pagina buscando guia para ayudar a mi hija mayor con las muelas del juicio que le estan saliendo ahora. De verdad que usted hace con su relato conmover y amar la vocacion que lleva a las personas a ser los mejores en lo que deciden hacer en su vida.
Solo tengo tres dudas u observaciones: ¿Què hay sobre el tremendo daño que causa el mercurio contenido en las amalgamas a la salud de todos quienes las llevamos, yo tengo 8 reparaciones (como usted les dice) en mis muelas.
Yo creo que usted conoce las teorias del Dr. Pottenger sobre la real recuperacion de la dentina, del esmalte dental con un cambio de dieta, la muela o el diente se pueden regenerar y las caries se pueden prevenir con la misma dieta adecuada.
Por ultimo he aprendido que las pastas dentales o dentifricos fluorados, los sellantes con fluor y el agua fluorada producen mas daño que ayuda a nuestros dientes y a toda nuestra salud.
Realmente si usted no rebosara ese amor y esa maravillosa vocacion por su muy hermosa profesion no le haria esas preguntas pero hace tiempo que buscaba un verdadero Doctor Dentista u Odontòlogo para consultarle y usted es quien.
Gracias de antemano

Estimado Dr.
Me gocé leyendo su historia, me gustó la narración, su interés por lo importante, lo que usted haría y no haría cuando fuera odontólogo, mejor dicho, veo que usted no estudió esa carrera para arrancarle la plata a la gente, sino para hacer de la ida al odontólogo algo agradable, La verdad, creo que los odontólogos no son tan sensibles, y tiernos como usted, veo mucha frialdad en estas personas. Lo felicito, su relato es lleno de detalles y lo mejor, de un gran afecto por las personas. Vivo en Colombia, pero si sería muy lindo que todos los odontólogos fueran como usted.

Ana Cristina: Ni yo soy tierno ni los dentistas son tan malos e insensibles como parecen. En la vida nada es tan negro ni tan blanco y nada es lo que aparenta: es relativo. Además, y esto es muy importante, los pacientes te acaban quemando, y cuanto más les dás, mas se quieren abusar, más quieren exigir, y menos quieren comprender y menos ser tolerantes y colaboradores. Por eso hay dentistas que se frustran con los años.

Woooowww… Me ha dejado con la boca abierta!!!…. Yo trato de explicarle a mi sobrina de 8 años lo importante que es su cuidado bucal, incluso le pedi al Ratón «Perez» le escriba una carta explicandole la importancia de hacerlo… Yo acabo de perder una muela porque tenia un supernumerario que se recargo en la muela y la dejo sin patita, el 30 de abril tuve la cirugia y buscando informacion de cuidados post operatorios di con su pagina que ahora ya esta en mis favoritas… Lo felicito, y ademas le reconozco la gran forma de escribir que hasta senti que leia un libro!!! … Ojalá hubiese visitado en mi niñez un Dentista como usted, seguramente hoy tendria mi dentadura completa!!! Dios me ha dado el don de ser mamá y me he propuesto cuidar de la salud dental de mi pequeñita!!!
Saludos desde México!!! :)

Estimado Dr. yo tambien soy Odontologo gracias por levantarme el ego , lo necesitaba creo que regrese cuando era niño y porque elegi esta hermosa carrera saludos y gracias Atte.

Hola Doctor. Hermosa historia!!! Me alegra haber conocido una partecita de esa historia. No voy a olvidar nunca esas charlas de odontología y esas palabras llenas de ilusiones y sueños, que por lo visto se han concretado. Felicitaciones!!!. Me siento orgullosa de que un ser humano tan valioso se haya formado en nuestra querida Argentina. Aunque me hubiera gustado que este país le hubiera dado las mismas posibilidades. Un saludo muy afectuoso.

Estimado Doctor:soy estudiante de odontología,este ha sido mi primer año de odontología y la verdad no me ha ido muy bien. Después de tantos años intentando alcanzar mi objetivo de entrar en la universidad una vez dentro olvidé porque había deseando de siempre estudiar odontología. La verdad es que su historia se asemeja un poco a la mía,con algunos años de diferencia jejeje y me ha hecho recordar porque me gusta esta carrera,encontré su post intentando animarme porque se me ha pasado ya varias veces que a lo mejor me equivoqué,así que se lo agradezco,gracias por darme fuerzas para continuar,porque dentistas como usted son mi ejemplo y espero ser como usted algún día.

No se qué decirte, pero si tienes claro lo que quieres, y lo quieres de verdad, pero de verdad; ya tienes el título en la mano, solo hay que recorrer el camino marcado. Luego lo de ser o no un dentista de éxito….. eso es otro tema. Imita a los mejores.

Estimado Dr. gracias por esta historia de verdad, desperto mi interes y mis ganas de continuar con mi carrera, voy en tercer año y ya no sabia por que la estaba estudiando ni por que estaba alli, simplemente la queria acabar y no disfrutaba cada clase, cada paciente, sentia que ya me estaba asfixiando… quiero agradecerle por darme animos y levantarme de lleno, con esa historia… espero que en un par de años al graduarme merezca que muchas personas me llamen Dr. como usted lo a hecho durante todos esos años… muchas gracias…

Me encanto su relato. Yo el año que viene empiezo a estudiar odontología en la UBA. Y lo leí muy despacio y fui analizando cada palabra. Sin contarle que me dio fuerzas y energías para comenzar la carrera que es tan hermosa pero lleva mucha tolerancia.

Hola doctor, me gustaria ser dentista, es lo que mas deseo con todo mi corazon<3, vivo en nogales, sonora, aqui no hay una universidad para estudiar eso, tan solo me quedan 6 meses para graduarme de la preparatoria y aun nose cual es la mejor universidad para se cirujano dentista, y tener mi licenciatura, me gustaria mucho que usted me dijera, que es lo que tengo que hacer, aqui nada esta la unison y nose si sea buena opción, cualquiera es buena para poder ser dentista no?, lo que importa son las ganas que tienes de serlo, me encantaria que usted me dijiera que es lo que tengo que hacer para poder lograrlo, y si el camino es difici.

wauuu… que historia tan linda.. en este momento estoy estudiando salud oral pero yo tambien tengo esas espectativas de ser odontologo ….quisiera tener un dentista como usted lo dice para q me guie la carrera profesional q tengo sus hermosas palabras me ha animado mucho ¡felicitaciones por sus logros!…

Hola estimado Dr. Juan Balboa ¿como se encuentra? ¡¡ espero que muy bien!! Yo vivo en Colombia en una ciudad llamada Pereira. Me llamo Diego Alejandro Marín tengo 19 años estoy estudiando mi ultimo grado de bachiller 2015 y me ha interesado desde unos meses atrás estudiar odontología, pero aquí en mi ciudad es muy costosa esta carrera y me da temor porque conozco personas que han estudiado para ser dentista y cuando terminan todo su estudio no saben como ejercer en su futuro en la odontología. Por ejemplo no saben como iniciar en poner su consultorio o comprar sus propios materiales técnicos para iniciar su labor de dentista. Me gustaría recibir unos consejos suyos para que me oriente que debo tener en cuenta para salir adelante después de que termine mi carrera en la universidad. podría escribirme en este correo: diego-alejo28@hotmail.com por favor muchas gracias por su atención espero su respuesta Dios lo bendiga a usted y su familia.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Si de verdad sabes positivamente que la odontología es tu carrera, encuentra la manera de llevarla adelante. Cara ha sido siempre, eso no va a cambiar. Durante los años de carrera encontrarás a quien te sirva de ejemplo y guía. Da el primer paso y sigue el camino. Yo hice eso. Simple.

Hola Dr. Juan Balboa, mi nombre es Andrea y soy de Puerto Rico. Estoy a 3 meses de graduarme de duodecimo grado. Ya se a donde ire a estudiar, pero me da miedo estudiar esta profesion ya que mucha gente lo que dice es que es una Carrera larga y dificil. Mi problema es que en mi pais es bien dificil entrar a la Universidad de Odontologia y mi segunda opcion seria estudiar fuera de Puerto Rico, pero me da miedo irme de mi pais. Quisiera saber cuantos años usted se tardo al estudiar esta profesion? Gracias y espero su respuesta.

Larga y difícil es la vida, la carrera si te gusta, es fácil. Largo y difícil es estudiar lo que no te gusta, trabajar de lo que no te gusta y hacer caso a gente que no les importas.
La carrera son 5 años mas un máster que quieras hacer. Pasan volando, aprovecha el tiempo. Empieza ya. No te pares en el parálisis del análisis. ¿Te gusta? hazlo. ¿Dónde? donde quieras.

Hola doctor! Soy de Buenos Aires y tengo 16 años, y esta carrera me esta llamando mucho la atencion (y cada vez mas), a mi parecer, es una carrera muy independiente, donde uno puede trabajar con tranquilidad y la verdad me gusta mucho el ámbito laboral y el trabajo de un odontologo, no se como explicarlo. Sinceramente todavía no tengo bien en claro lo que quiero estudiar, pero si usted me puede dar algún consejo estaría muy agradecido. Solo tengo una duda, me han dicho que para estudiar odontología son algo así de unos 11 años, ya que según me dijeron, primero uno tiene que estudiar medicina y luego especializarse en odontología. Esto es lo que me da mucha inseguridad, ya que me dijeron que la carrera te impone demasiado y que al ser muchos años te impide algunas cosas de la vida social así sean, desde salir de vez en cuando, hasta formar una familia. Bueno doctor, mi duda es la siguiente, ¿Es necesario entrar en la universidad de Medicina y luego especializarme en Odontología, o puedo directamente entrar en la universidad de Odontología? ¿Que diferencias existen entre ambas opciones?. Bueno desde luego, muchísimas gracias!

Juan: Yo hace 27 años que terminé la carrera en la facultad de odontología de La Plata. La carrera en todas las Universidades Argentinas, públicas o privadas, se hacen en forma independiente y exclusiva en la facultad de Odontología correspondiente y no es necesario hacer Medicina en absoluto.
La carrera son 5 a 6 años y luego puedes hacer la especialidad que quieras.
Hay mucha competencia y hay que especializarse.
Suerte

Hola doctor, soy de San Pedro sula , Honduras me encantaria estudiar odontologia pero dicen que es bien caro empezar a trabajar y yo no tengo mucho dinero, quisiera saber su experiencia al comenzar a trabajar como fue, me graduo en unos meses y por cuestiones de dinero no se si es la mejor decision, gracias

Estudiar es caro, estudiar odontología es más caro aún, vivir es caro, vivir sin realizar tu sueño más caro aún.
¿Cual es tu sueño? ¿realmente lo quieres? pues ve y hazlo realidad. El mundo está lleno estudiantes de odontología que duermen en un catre y comen lo que pueden, estudian con una manta para el frío y leen apuntes, fotocopias y libros viejos. Es imposible detener a alguien que sabe lo que quiere y a donde quiere llegar. No te pongas excusas.

hola doctor mi problema esque soy bizco no veo con un ojo qfectara eso mi sueño de ser dentista me gusta la odontologia desearia saber si se debe usar los dos ojos para mirar en un microscopio gracias espero su respuesta doctor

Que linda historia doctor, me pase un agradable rato leyendo lo que fue su vovacion desde niño, un saludo y mis mejores deseos.
Lis campos
Medico General

Hola doctor que hermosa historia, es de admirar, hice 4 semestres de odontologia no pude seguir pero por el momento me meti a estudiar auxiliar en salud oral mi propósito es terminar mi carrera de odontología y ser una gran odontóloga así como eres tú, gracias por compartir tu historia, muchas bendiciones

Hola Dr! Me encanto su blog , dejeme decirle que es de mucha inspiracion para los que queremos lograr nuestro sueño; soy estudiante de ultimo año de odontologia en San pedro Sula, Honduras y he estdado a punto de renunicar por lo dificil,larga y sobretodo costosa que es, pero sus palabras que ayudan a recordar el porque comenze.
Saludos!

Hola Dr . Balboa me encantó su historia todo lo visualize y me identifique !!! Yo al igual que usted me enamoré de la carrera en el colegio muchos de mis compañeros aún pensaban que estudiar y yo lo tenía bien claro conseguí plan de estudio universitario y matriculé no tenía nada en que pensar desde hace mucho tiempo lo tenía decidido , ingresé a la facultad y todo me encantaba aún más en clase yo veía a los profesores y en mi mente pasaba » algún día yo podría dar clases » yo me veía terminando mi carrera (duré 2 años de carrera) pero bueno las cosas no se me dieron llegaron problemas familiares y con ellos economicos la universidad no brinda beca a carreras tan caras (uno paga materias, laboratorios, campo clínico -‘ellos no podrían perder tanto ‘) llegué a sentir por un momento que todo había acabado no sabía que hacer , lo que sí tenía claro esa que debía seguir sacar un título y poder laborar pero ya veía perdido mi pasión y bueno decidí para no desviar mi camino y por ende que la carrera con forme pase el tiempo cada vez es más costosa económicamente ingresé a otra facultad y estudié Asistente Dental me gradúe es lo que me gusta , claro con limitantes por que no puedo ser yo quién me siente atender al paciente pero se que estoy ahí rodeada de lo que me gusta aprendiendo cada día más asistiendo y , no logré mi objetivo principal pero bueno ahí estoy en el ambiente lo mío era servir y me gusta tratar con doctores buenos tanto personal como profesional y no tengo duda que usted es uno de ellos .
Y ya en esto Doc he visto que toda asistente tuvo el sueño de ser odontólogo y muchas ni se dieron la oportunidad de intentar me queda eso poquito que logré aprender cuando estuve casi que por la mitad de mi sueño !!!! Saludes y bendiciones

Que grandiosa historia, se nota la verdadera pasión en su profesión estimado Dr. Balboa, en el colegio ni siquiera nos dieron orientación vocacional, me gradué del colegio en medio de una crisis familiar así que olvídate de la universidad y busca un trabajo para ayudar en casa, ademas las universidades son muy costosas y más cuando ni siquiera sabía que carrera elegir -siempre me ha gustado las ciencias naturales, las artes y manualidades, mis amigos se sorprenden porque soy una persona muy pulida y no dejo pasar por alto ni el mas mínimo detalle, aunque dicen que como he dejado que se desperdicie mi vida, lamentablemente por cuestiones de dinero sólo pude realizar estudios en Gestión Humana con duración de 3 años apenas voy a graduarme, ni he podido realizar la etapa práctica, que pocas oportunidades las de este país, deberé hacer un proyecto para obtener mi título- ahora miro atrás desde que salí del colegio y digo, DIOS!!! el tiempo si que pasa rápido y más cuando ni sabes que hacer realmente con tu vida. Un amigo me ha dicho que esto no puede seguir así, que soy muy inteligente y que soy muy joven -28 años- aunque a esta edad ya somos viejos en mi país (Colombia). Aún así él me dice, «deberías proyectarte mejor, estudia algo que no tengas que depender de un jefe, ni de otras personas para obtener un empleo o conservarlo, para obtener un trabajo de oficina es como pedir limosna, además mira que usualmente la secretaria es la hija del amigo del gerente, el supervisor de calidad es el sobrino del jefe, etc… entra a estudiar otra vez y vete por algo que te guste, te apasione, en lo que puedas ser también tu propio jefe y no depender de obtener un empleo en alguna empresa o te dé mas alternativas para cumplir tus sueños, siempre cuentas con mi apoyo.»
He empezado -no se si un poco tarde- analizar que quiero hacer realmente en mi vida, sin embargo tengo amigos que me dicen, «anímate que te apoyamos». He pensado mucho en odontología, puesto que soy muy solitario, introvertido y otras veces puedo ser muy extrovertido, me encantan las manualidades (le hago los trabajos del colegio a mi sobrino: maquetas, figuras de barro, dibujo técnico y todo lo del campo de su materia artística, jejeje) me gusta ser pulido en las cosas que realizo, analizo mucho las cosas y me fijo en el mas mínimo detalle. Eso sí, odié la física y la química en el colegio, no porque fueran aburridas sino por el profesor me parecía malo para enseñar y me sembraba disgusto por la materia y sensación de que sólo daba clases por dinero o porque fue lo que le tocó ser en la vida.

He tenido buenas experiencias desde niño cuando visitaba al odontólogo y siempre he pensado que la salud dental es algo muy importante, de hecho pienso que una buena cara y una sonrisa sana son la carta de presentación de una persona y una salud bucal influye mucho en la autoestima de la gente. Tengo una odontóloga conocida que se le nota la pasión por su trabajo, ella me extrajo dos cordales y realizó un trabajo estupendo… También recuerdo cuando era niño y en la escuela nos visitaba el Dr. Muelitas de Colgate, me parecía super emocionante porque nos enseñaba como cepillar los dientes y al final nos dejaba un regalo: un pequeño botiquín de cartón azul donde en el interior había un cepillo de dientes, crema dental y seda dental y un pequeño libro-cuento de juegos. Me encantaba ese regalo… A los días rogaba en casa que quería ir al odontólogo, jajaja.

Me gustaría estudiar odontología (duración de 5 años con practicas clínicas desde el semestre 3) pero no estoy muy seguro, puesto que he sido una persona llena de miedos y sueños aplastados por situaciones antes comentadas y por las influencias familiares -esas influencias que te hacen sentir el «no podrás lograrlo» o de «eres un inútil»- que te repiten tanto que te las terminas creyendo, me entristece ver cómo no conté con el apoyo de nadie ni algún tipo de orientación que me ayudara a aclarar que hacer con mi vida y luchar por ello.

Lo que mas me frustra es que ya tengo 28 años y siento que mi vida se ha desperdiciado, debo elegir una profesión por la que sienta verdadera pasión y la odontología me atrae, pero soy una persona con miedos como: si podré? no perderé el dinero? que dirán los compañeros de clase al verme «viejo»??? me sentiré mas fracasado teniendo compañeros de clase de apenas 17, 18 o 21 años? y cómo pinta graduarse de odontólogo o alguna otra carrera a los 34 años??? Pero creo cuando hay pasión, nada importa y que la vida es de riesgos y si no empiezo, cómo lo sabré? que me aconsejas. Puesto que tengo ciertas cosas que me orientan a esta carrera (lo introvertido-extrovertido, solitario, las manualidades, lo pulido, me fijo hasta en el mínimo detalle, analizo mucho, juegos de análisis y destreza mental y manual) además me parece una carrera interesante y los odontólogos siempre he creído que hacen una expléndida labor… aunque no sé como me irá en las clases de química, física, matemáticas, puesto que en mi ultimo año de colegio tuve cierta dificultad en ellas pero me ha ido bien en general, sólo creo que he tenido malos profesores.

Agradezco tu consejo.
Feliz tarde y felicitaciones por haber logrado ser quien eres.
Saludos de Colombia

Desconozco cual es el sistema de ingreso en la facultad de odontología en Colombia, pero si consigues ingresar y realmente te apasiona ser odontólogo, ya lo eres. Solo es cuestión que pasen los 5 años, porque los vas a aprovechar. Ponte en marcha. A nadie le importa tu edad sino tu pasión. Suerte.

Dr. Balboa, gracias por el tiempo dedicado a escribir esta excelente historia, su pasión por la odontología, estudiaré en la UACH en México para dentista, espero ser tan bueno como usted, una persona dedicada, apasionada, pero más que nada, alguien que busca dar lo mejor a sus pacientes, eso es lo que distingue a un dentista, gracias.

Muchas gracias por esta historia.me conmueve bastante por que desde niña siempre queria ser odontologa ,incluso cuando tenia 8 O 9 años yo tembien me intentaba sacar los dientes yo misma,le decia a mis familiares que iva a ejercer esa profesion y ellos se reian.me decian que no tendria fuerza para sacar una muela.
sim embargo, debido a que no contaba con los recursos suficientes para estudiar esta linda carrera ,opte por estudiar administracion por que me llamo la atencion,la realidad es que ya me voy a graduar de administrador a mis 25 años .Pero aun sigo teniendo en mi corazon el deseo de ayudar a las personas a travez de esta ocupacion.por lo tanto buscare cualquier oportunidad para alcanzar esta meta.por que en realidad me encanta,y no lo haria por dinero , si no por que me gusta.creo que tengo tiempo para estudiar esta carrera verdad?

Hola Dr. Balboa me gusto su relato de como nació su amor por la carrera. En diciembre salgo de la preparatoria y quiero estudiar odontología soy de Querétaro México. Tengo muchas ganas de estudiar, aprender y ayudar a la gente con el cuidado de su boca. Pero hay algo que me detiene muchísimo, y es que mis dientes están chuecos (no me los e podido componer con un dentista porque mis papás no me han ayudado en ese aspecto), otra cosa es que siempre me e lavado los dientes pero por alguna razón el esmalte de mis dientes no es blanco y están decolorados, la verdad espero poder componérmelos pronto pero la verdad tengo miedo de entrar a la universidad y que yo llegue con mi dentadura asi… Que puedan pensar «Quiere ser odontólogo y sus dientes están feos» :(
Saludos Dr. Balboa

Todo lo contrario, tus dientes feos son el estímulo para que prestes la mayor atención y obtengas la mayor experiencia de como se padece, se resuelve y me mantiene una boca restaurada. Cuando estés en 4º o 5º curso ya sabrás a donde acudir para que te arreglen los dientes y estarás mejor preparado para saber a quien elegir. Tú camina hacia tu meta, que los caminos ser abrirán cuando no mires más que tu meta. ENFÓCATE en lo que quieres, no en tu dentadura.

Agradezco mucho su historia dr. me a servido mucho para reflexionar, yo soy estudiante de bachillerato y estoy interesado por esta carrera, solo que me dicen que es muy cara estudiarla pero no se que tanto, tampoco se nada del campo de trabajo, o sea, con que otros profesionales se trabaja, que tan saturada es la carrera y lo mas importante si se puede trabajar mientras se estudia. Me serviría mucho su ayuda ya que estoy muy perdido, pero me gusta mucho esta carrera

Hola, doctor. Soy de colombiana, ya dentro de un año término de estudiar el bachillerato, y mi mayor sueño es poder estudiar odontología. Y le cuento que me identificó muchísimo con usted, me han dicho que seré un saca muelas, que vere cosas asquerosas, que es muy costosa. Le juró que eh llorado cuando mis padres u otras personas me han dicho que no estudie esa carrera por lo cara, la verdad haré muchos esfuerzos por lograrlo. Su historia es casi igual a la mía. Y si usted puedo yo también, gracias a Dios mis padres han recapacitado y me apoyaran.

La verdad le cuento que soy un poco asquienta por ser mujer y eso. Quiero que me responda y me comente. Si podré ha llegar ha ver cosas demasiado asquerosas, ahorita vi un vídeo de una persona con larvas en la boca. Y pues quisiera saber un poco, de su experiencia, en ese ámbito del mal higiene en algunas personas…

La verdad cuando sea toda una dentista no quisiera tener unos casos así. Pero con amor todo se puede.

Hola Dr.Balboa.
Tengo 17 años y ya termine la high school, de verdad me llama mucho la atención la odontología, siento que es mi vocación el poder llegar a ser doctora y poder ayudar a «mis pacientes», ahora cuando entre a la universidad, si Dios me lo permite, quiero elegir esa carrera.
Pero tengo miedo, miedo a tomar la carrera y tener que quedarme por medio camino, a ser incapaz de terminarla y eso me frena, pero al mismo tiempo pienso: «Arriesgaté, porque el que no se arriesga no gana», trato de animarme a mi misma e ir por lo mío.
Cuando tenía 13 años el ser dentista comenzó a llamarme la atención y desde ese tiempo asta ahora que tengo 17 no he cambiado de opinión y al contrario cada día me emociono y me enamoro mas de ella.

Aqui en la República Dominicana, esa carrera es una de las mas caras y pues no soy una persona con muy buenos recursos, pero gracias a Dios tengo a unos padres que se que me van a ayudar con todo lo que tenga que ver con «Estudios y superación», pero también se que ellos no estarán para siempre.
Estaba pensando hacer un curso de Farmacia en una academia que se llama: Infotep, el curso es para poder trabajar y ayudar a pagar mis gastos en la universidad ya que como le he contado la carrera es muy cara y yo se que mis padres necesitaran ayuda por mas que ellos digan que no.

-He investigado muchas cosas como: Que se necesita tener para llegar hacer una odontóloga y no se si es ilusiones o entusiasmo, pero todo lo que dice lo tengo y eso me causa una emoción increíble.
Cuando hablo de esto siento una felicidad dentro de mi INEXPLICABLE, soy muy expresiva y sentimental y aunque no me lo crea, pero casi asta las lagrimas se me salen cuando hablo de esto.
Por eso se que esto lo tengo desde dentro el ser una dentista.
Es mi sueño e iré por el.

Me gusto mucho su historia y le deseo mucho éxito en su vida y que el señor lo colme de bendiciones y salud.

Gracias por leer

Si es tu sueño y realmente lo quieres, no pierdas el tiempo estudiando otra cosa, ni tampoco en el parálisis del análisis.
Pregunta: ¿ qué tengo que hacer? y haaaazlo?. Ya.

Hola Dr. Balboa me encanto leer su historia la verdad dentro de pocos meses termino el colegio y estoy muy interesada en estudiar odontologia , me da nervios debido a que es muy costosa ademas muchas personas me ha dicho que si quiero estudiar eso debo tener ya la sonrisa perfecta y no la tengo jajaja esta en proceso. Hace mucho me empezo a gustar eso y se que con su historia motiva a muchas personas incluyendome a mi

Excelente relato Dr, Balboa, le escribo desde el país Mexico en una ciudad llamada Navojoa donde tiene su casa, aqui mi ortodoncista cambio mi vida y la manera de sonreir, no lo notaba ni le daba la importancia que cobró al ver los cambios desde el inicio del tratamiento.
Con un diastema de Luis Miguel y apiñamiento en los anteroinferiores, esto quedó atrás y no podía parar de sonreir cuando me removieron los brackets definitivamente.
Durante el bachillerato no tenia idea exacta sobre que quería ser, mi gran admiración mi tia la Dra Concepción Chavez que se preocupaba por sus pacientes de Medicina Familiar y al ver lo agradecidos por ser atendidos por esta gran doctora yo quise ser como ella.
Me perdí un poco en el camino escogiendo una carrera que según algunos familiares y amigos tenía gran demanda de trabajo. Sistemas de Computo. totalmente errado en esta decisión no me veía en mi propia empresa creando software y viviendo en un ambiente hostil. Definitivamente sentía que debía estudiar algo relacionado a la medicina.
En una gran charla con mi ortodoncista y sobre como había el llegado a estudiar odontologia en sus tiempos, y el disfrute que tuvo al iniciarla y practicarla siendo su propio jefe con una linda asistente, una calma para atender a su gran numero de pacientes cuidando y Embelleciendo Sonrisas Tome la mejor decision de mi vida.
Ahora despúes de mucho recorrido, de estudiar hasta quemarme las pestañas, buscar terminar las clinicas, tratar de aprovechar el tiempo en vacaciones para estar siempre preparado no ha sido en vano y me siento pleno completamento pleno ejerciendo esta noble profesión y con sed de aprender mas para estar siempre actualizado y ofrecer lo mejor de mi.

Me quedo corto al tratar de explicar lo que estoy viviendo siendo un dentista, mi consejo aquellos que no han encontrado que hacer con el resto de su vida.. es Hacer lo que te apasione!!.
En verdad es gratificante en todos los aspectos.

Exito dr Balboa ud escribió un excelente relato que no cuesta trabajo imaginar su grata experiencia.

Me alegro muchísimo de tu satisfacción y certeza en tu decisión.
Llegar a la meta cuesta, mantenerse cuesta otro tanto, a veces más.
La vida no es la meta, es lo que va pasando por el camino.
Suerte en tu camino.Renueva la ilusión.
Éxitos

Dr. Balboa, buenas noches . Mi nombre es Ana escribo desde La Republica Argentina. Mis deseos de ser odontóloga me ha surgido hace poco, realmente durante bastante tiempo pensé que lo mío eran las relaciones humanas ,luego de terminar mi tecnicatura en Instrumentación Quirúrgica comencé a buscar mi vocación universitaria para el lado de la salud.
Tengo 30 años , y si bien me preocupa la edad y la carrera ( es algo q hablo mucho en terapia) me da miedo dar el primer paso para ingresar a la universidad de odontología. Me da miedo no poder, me da miedo las materias con números y mas si hablamos de química . También me imagino dentro de 10 años brindando sonrisas. Es muy difícil. Tengo miedo a fracasar y resignar todo a mitad de camino. Me da miedo no poder competir con mis compañeros ( ya q el ámbito de salud es muy competitivo) Gracias por leer, Saludos desde Argentina. CFK 2019

Hola, Dr Balboa. Me ha alegrado mucho encontrar su historia la cual disfrute, visualice y admire. Quede conmovida al saber de la manera que usted llego a donde esta ahora y tambien me inspiro un poco mas. Yo tengo 19 años, vivo en EU pero llegue hace 3 semanas de Cuba. Afortunadamente ya comence el college de Miami Dade y estoy empezando a hacerme una vida aqui que me lleve a ser una dentista realmente buena, aunque me tarde 10 años, estoy bien decidida pero algo me atormenta y es que me he investigado ahora que tengo el acceso a internet que no tenia en Cuba y por el momento me resulta imposible ver videos de operaciones masilofaciales que comienzo pero termino cerrandolos porque me parecen escalofriantes, tambien tendra que ver con un muy mal recuerdo que me dejo un cirujano en Cuba al operarme un cordal que resulto larga y traumante pero que quiero superar ese unico miedo que me queda porque mi decision de ser dentista es absoluta. Yo me inclino mas hacia la ortodoncia pero para todo se necesita valor y si no puedo ver eso como voy a hacer en el futuro? Pienso en esto todo el tiempo y no pienso renunciar pero me ayudaria mucho si pudiera obtener un consejo de una persona como usted con la experiencia en el mismo campo y agradeceria enormemente una respuesta. Muchas Gracias!, Dr Balboa.

«-y estoy empezando a hacerme una vida aqui que me lleve a ser una dentista realmente buena, aunque me tarde 10 años, estoy bien decidida y no pienso renunciar-«.
Escribe éstas frases tuyas en una hoja; pega la hoja en la puerta de un armario y no quites la hoja hasta que no cumplas tu objetivo y aunque la hoja se ponga amarilla. Puedes cambiar de planes pero no de metas claras.

Yo odio la cirugía maxilofacial, y no me complace hacer cirugías, sin embargo, el olor a sangre mezclada con saliva ya me es familiar y no lo siento.
Si haces ortodoncia, ¿ que te importa las cirugías? poco.
ESTÉTICA
OPERATORIA
PRÓTESIS
ENDODONCIA
PEDIATRÍA
ORTODONCIA
Todas éstas materias no son cirugía y lo que ves en internet deben ser cirugías mayores.
Yo hago cirugías maxilares básicas, periodontales y de implantología básica. Todo es empezar.No se puede abarcar todo y todo bien.

Escribe y pega en el armario. No te olvides, funciona.

Suerte

Hola Dr. B alba, soy Fernanda y soy de Chile, me encantó su historia y la verdad es que me hizo pensar mucho, soy estudiante de Odontología y la verdad es que tengo mucho miedo, he aprobado todos mis ramos hasta ahora y la verdad es que me ha ido muy bien, hasta ahora…acabo de comenzar el año académico y siento un miedo enorme de lo que se viene, la clinica, buscar pacientes a quienes atender, que no me salgan bien las cosas, que no apruebe un ramo por falta de pacientes, y todo eso me ha hecho incluso pensar que no es lo mío, que talvez debiese buscar otra cosa, sin embargo a veces me veo en el futuro como dentista, me veo junto a alguien que no tenia ningún diente y que ahora los tiene, o frente a alumnos ansiosos por ser dentistas, me gusta mucho el área de la salud porque quiero ayudar a la gente, mi padre falleció de cáncer justo antes de que yo entrara a la Universidad, y no supe si elegir entre enfermería u odontologia, me incline por odontologia porque mi hermana es enfermera y su visión de enfermería no me motivo mucho, y encontré que en odontologia podía ayudar a las personas, pero tengo un miedo enorme a que después me frustre o no me guste tener que hacer restauraciones, me sien to un poco perdida, a veces me da miedo y en otros momentos me siento entusiasmada por seguir adelante, me encantaría tener esa fe y confianza que usted se tenia, admiro su historia y al menos me hizo recordar mi infancia en el dentista y me ha servido de algo en estos momentos, en los cuales incluso he pensado en dejar la carrera, no se que hacer, nose como quitarme el miedo a fallar, ni como atreverme a seguir adelante, un abrazo gigante y gracias por compartir este relato, estoy segura que a muchos les servirá, bendiciones.

Me ha encantado tu historia! Yo soy de aqui de España, de Toledo, y estoy estudiando protesis dentales ya que aqui en Toledo no hay odontologia y por motivos economicos no podia irme a estudiar odontologia a otra comunidad, el proximo año quiero hacer las practicas de protesis en Madrid y entrar a odontologia, que es donde mas cerca me pilla. Aunque la verdad es que a veces me asusta el no conseguirlo, por la nota tan alta que piden para entrar o porque no saque la suficiente nota para tener beca y no poder pagarme la carrera pero si, es mi gran sueño y leer historias como la tuya, ayudan a darnos animos de ir a por ello, asi que muchas gracias de todo corazón :’)

Hola Juan, le escribo porque hoy volví del dentista con dudas… y queria hacerle una consulta; resulta que tengo caries en las dos muelas del fonde (las de juicio), tengo 26 años, me salieron ya hace un par de años y se acomodaron allá en el fondo bien. El dentista me recomienda extraerlas a las dos porque dice que por el lugar donde se encuntrar seria muy dificil hacer el tratamiento para las caries, que se puede pero que no cree que dure más de 4 años el arreglo, y que ademas es una zona costosa de limpieza y que a la larga me puede traer complicaciones, entonces que al extraer las dos de abajo tambien me tendría que extraer las de arriba porque dice que la muela buscará el contacto con la otra muela, y eso hara con el tiempo que baje…. usted que opina?… las consultas me salen carisimas y no tengo obra social, me vendria muy bien la opinión de otro odontólogo antes de decidir que hacer. Gracias

No puedo dar una opinión concluyente y firme, pero creo que el dentista te aconseja bien, porque lo que dices tiene lógica. Dá el primer paso y luego ya verás.

Saludos. Desde pequeña he admirado y respetado la profesión dd odontología. No sé si tiene que ver con el hecho de que tuvieron que intervenirme quirurgicamente a los siete u ocho años para extraer dos dientes adicionales, creo que sonaba genial el hecho de que tenía dos dientes más que otras personas. Recuerdo la operación y el proceso fue emocionante. Cada visita al dentista era momento de alegría y no podía comprender porqué otras personas odiaban ir al dentista. Al igual que le sucedió a usted, puedo decir que mi doctor fue excelente. También recuerdo que tenía un juego de muñecas con la silla dental e instrumentos, me encantaba realizarle las limpiezas a mis muñecas. Una vez entré a la universidad, tenía muchas dudas y me interesaba estudiar la carrera. Recibí ningún apoyo por parte de las personas que tenía a mi alrededor, busqué ayuda de mi consejera, pero no fue la mejor alternativa y desistí pensando que no iba a poder realizar ese sueño. Me convertí en educadora porque me apasionaba ayudar a otros y educarlos. Luego al terminar la carrera no sabía qué hacer. Por lo que recordè que fue frustrante querer estudiar dentista y no recibir ayuda. Por eso me convertí en consejera profesional. Hoy día ayudo a muchos jóvenes a poner en orden sus pensamientos y seleccionar aquella carrera que va acorde con sus intereses para que así puedan convertir sus sueños en realidad. Desde hace dos años volvió a mi pensamiento la idea «loca» de ser dentista. No sabía si era posible. Investiguè y tendría que realizar la pre médica pues no tenía los cursos necesarios para pedir admisión (si me hubiesen orientado correctamente, pude haberlo realizado simultáneamente estudiando educación). Decidí ir a mi dentista y hasta los días feriados iba a la clínica hacer horas voluntarias. Todo era fascinante en ese mundo. Desde los instrumentos, hasta los procedimientos. Parecía un sueño la idea de tener una clínica y ayudar a las personas a que entiendan lo importante de tener una buena higiene oral. Decidí tomar los cursos (esto me sorprendió porque siempre he sido insegura). Sin embargo, no se me ha hecho nada fàcil. Estudio y trabajo al mismo tiempo. La presión y el estrés han sido factores que han afectado mis calificaciones al igual que la desmotivación porque me frustra no salir bien cuando siempre había sido una estudiante aplicada (a esto le añado la presión de ser adulta, estudiar con estudiantes de primer año, no tener el mismo tiempo ni responsabilidades y tener algunas complicaciones de salud). Otro aspecto es que pienso que tengo que dejar todo para ingresar a la Escuela de Medicina Dental (renunciar al trabajo y a lo que he logrado hasta hoy día). Me preocupa no dar el grado y no tener los recursos económicos. Dentro de mi trabajo (actualmente trabajo como Consejera/Profesora en la Universidad) me he convertido en estudiante en las tardes. Ingresé a la Asociacion de Estudiantes de Pre Dental, he participado en clínicas, charlas y continúo haciendo mis horas voluntarias. Le escribo porque no he encontado a alguien que pueda ayudarme a salir de esta duda. Hoy decidí buscar en internet hasta que di con sus hermosas palabras y no podía dejar de leerlo. Me motivan, deslumbran y dan hasta ciera esperanza. Me parece sorprendente la manera en que despertó en usted ese deseo genuino de ser dentista y la determinación con la que trabajó para cumplir su sueño. Quisiera conocer su opinión respecto a mi experiencia. ¿Me recomienda seguir con mis estudios a pesar de que no me ha ido como esperaba? A veces he pensado desistir una vez más, sin embargo me da una sensación horrible el solo hecho de saber que llegaré a viejita y no logrè estudiar esta carrera. Sé que implica un giro radical la desición de renunciar a mi empleo y volver a estudiar, pero creo que si es mi sueño debo de cumplirlo. Es ilógico que ayude a otros con respecto a la toma de desiciones y yo no pueda hacerlo. Pero a veces es más difícil aplicarse uno mismo las estrategias que utiliza con otras personas. Pensaba que como
Consejera podía ayudar a muchas personas más que como Dentista, pero creo también que tengo la posibilidad de impactar vidas desde una clínica, más aún, puedo hacerlo alrededor del Mundo. Muchas gracias adelantadas. Bendiciones.

Tu carta no es un comentario, es un discurso, un relato donde escribes, y el remitente y destinatario eres tu misma.
Expones,te preguntas, presentas los pro y los contra y finalmente te respondes y hasta aciertas. Creo que la respuesta está dentro tuyo.
La Odontología no es solo servicios al paciente. La Odontología es la ciencia que aplican las clínicas dentales para generar beneficios económicos a través de uno o varios profesionales, asistidos por colaboradores, proveedores y técnicos de laboratorio. Para tener una clínica o un consultorio dental hay que ser también emprendedor y empresario, conocedor del márqueting y mas cosas, y enfrentarse a la terrible competencia que emplea todo lo que he escrito anteriormente. A demás hay que hacer cursos de mejoras, perfeccionamiento, especialización o un Master.
El dentista de cuando yo tenía 12 años se va a extinguir.
Tú tienes que saber que la Universidad te da el título de Odontólogo no de emprendedor y menos de empresario.

¿Quieres ser Empresaria / dentista?

Si estás dispuesta, ¡¡haz realidad tu sueño!! y no llegues a viejita diciendo que querías, te apasionaba, te encantaba, te enamoraba y no lo hiciste.
Suerte.

Muchísimas gracias por su ayuda. Disculpe lo extenso del mensaje anterior. Es un dentista digno de admiración :) Ahora puedo ver un panorama más claro. Bendiciones.

La mejor respuesta a tus dudas las tiene tu corazón. Déjate guiar.
Cuando la fuerza de tu corazón supera la de tus miedos, entonces pasarás a la acción.

Primeramente Muchísimas Gracias odontólogo Juan Balboa, por su Opinión Y por ver espresado lo importante que era para usted llegar hacer un profesional en la carrera de Dentista en en otro sentido pero con el mismo significado Odontólogo, el motivo de este comentario es que quiero Agradecerle Inmensamente a usted , tal vez se preguntara porque Déjeme decirle con mucho respeto a usted por ver espresado su historia con el mundo en el cual me encuentro y que me gusta, porque a travez de personas como usted ayudan inmensamente a los demás A seguir sus estudios , es decir a seguir luchando por lo que uno quiere llegar hacer en la VIDA si de verdad quiere ser alguien de BIEN en el mañana, le Voy a agradecer Muchísimo por que me a Dado un gran motivo para que yo siga estudiando y que luche por lo que yo quiero que es Ser (Odóntologo) Tengo 16 años de edad y me acabo de dar un gran ejemplo de Vida. Le agradezco , que Dios siga Bendisiendolo grandemente y que siga Asia delante como yo lo voy Hacer ,muchísimas Gracias Por darme a conocer un poco mas Sobre la Vida y que lo que se quiere ser con esfuerzo se puede y que para DIOS todo es posible , Gracias

Hola! Me encanto tu historia. Pienso estudiar odontología el año que viene. Y para poder ingresar en la unrn te toman examen de ingreso, las materias para estudiar el examen son física, química y biología ( lo básico) pero que cosas te toman? Es decir, te toman los ejercicios básicos que estudiamos en la secundaria? Me refiero a los ejercicios de química y física. Es muy difícil? Realmente quiero quiero estudiar odontología, pero tengo miedo de desaprobar el examen de ingreso ya que es eliminatorio y solo te dan un oportunidad. Seria de mucha ayuda tu respuesta. Saludos!

Hola Dr. Balboa me encanto su historia, y como tuvo determinacion y pudo lograr sus sueños! Yo quiero estudiar Odontología ya al año me toca ingresar a la Universidad, pero tengo una hija de meses no se si lo podre lograr, todos me dicen que no tendre tiempo para mi hija y que luego me frustrare y me asqueare, me ponen suceptible todos esos comentarios quisiera poder tener la determinacion que tuvo usted lo admiro! Saludos desde bolivia

Desconozco tus circunstancias y con qué apoyos y ayuda dispones, por lo tanto no puedo dar consejos PRECISOS y acertivos
Tu hija de meses no creo que sea un obstáculo para el padre, si éste estuviera en tu situación y quisiera estudiar.
La Odontología es una carrera para el futuro de las mujeres. El futuro será de las odontólogas. Tú siendo mujer, juegas con ventaja,y puedes aprovecharlo.
Puedes servir de modelo, y ejemplo de vida triunfadora a tu hija, si consigues tu sueño.
Puedes servir de sentimiento de culpabilidad a tu hija si no lo haces.
Si de verdad te ves ejerciendo esta profesión, puedes hacerlo.

La carrera exige MUCHO TIEMPO de estar en la facultad. Pero son 5 años. A tu hija aún le quedan 60 años de verte feliz.
5 años disfrutando en la facultad, estudiando lo que te apasiona, pasan tan rápido que te duele cuando se termina la carrera.

Busca la manera de cuidar a tu hija; igual que si trabajaras fuera de casa 8 horas diarias 45 horas semanales, como todo el mundo hace.
Si te apasiona, te sana. Si no lo haces te enfermas.
Si la frase anterior es CIERTA. Entonces, tienes que estudiar ODONTOLOGÍA.
De todos modos, tendrás que dejar a tu hija para ir a trabajar todos los días. ¿O eso no está en tus planes?.

Sí, es duro, pero la vida diaria lo es más.

Dr. Balboa me encanto su historia aqui en Bolivia varia el campo laboral de un odontòlogo, tenia dos opciones de estudio una no resulto y la otra fue estudiar odontologia le comente a mi familia y pues ellos no lo ven como un lugar donde yo pueda acomodarme ya que hay muchos dentistas pero pocos son los que se destacan; y quisiera que me de su punto de vista para encaminar en esta bella carrera

Dr. Juan! Me interesa la odontología aunque ya pasé los 30. Pertenezco al mismo club «de los que tienen varias caries» sumado a que nunca tuve ortodoncia (y la necesito). Mi problema es el acceso a la carrera ya que debería mudarme y eso es mucho problema. Excelente la descripción, yo también quiero ser de los dentistas que ex´plican todo a sus pacientes (a fin de cuentas es su salud y merecen ser informados). Saludos!!

Deja una respuesta