Cálculo dental, el sarro de los dientes

Una paciente me expresó y anonadado me quedé:

-Doctor, tengo piedra en los dientes, dígame, ¿qué puedo hacer?
Y además los tengo oscuros, ¿qué les podría poner?

No fumo, no bebo; ni vino tinto, ni mate, ni café.
Me cepillo cada día y blanqueantes ya probé.

¿Qué tal el cepillo eléctrico o ese irrigador bucal,
de verdad cree que funcionan? Porque a mí, ya me da igual-

¿Tengo sarro, o tengo manchas? ¿O tendré sarro manchado? ¿O serán agujeros de caries?

Con la ayuda del libro -que recomiendo- «Periodontología clínica de Glickman» por F.A. Carranza, Interamericana.

¿Qué es el sarro dental?

El sarro o cálculo dental es placa bacteriana muerta y calcificada por los depósitos de sales minerales provenientes de la saliva. Sí, la saliva, aunque no se percibe que tenga gusto salado, tiene sales en su composición (y a veces mucha), y estas se depositan sobre la superficie de nuestra dentadura en mayor o menor grado.

Y no solo se deposita sobre los dientes naturales, sino también sobre las prótesis dentales y sobre los implantes dentales. Donde menos suele adherirse es a la cerámica dental glaseada. Si quieres realmente cuidar tu boca, tienes que saber qué es el sarro. Todo el mundo debería saberlo.

¿De dónde provienen las sales que forman el cálculo dental?

La saliva contiene sales y estas son producidas por las glándulas salivales. Las sales presentes en la composición de la saliva son fundamentalmente fosfatos y carbonatos de calcio y fósforo.

Las glándulas salivales segregan saliva constantemente. Las sales minerales de la saliva precipitan sobre las superficies duras, formando una sustancia calcárea llamada cálculo dental o sarro, también llamado tártaro, que si se desprende y cae en la boca, la lengua lo puede percibir como si fueran arenillas o una piedrita.

Las glándulas salivales mayores son 3 pares, las parótidas, las submaxilares y las sublinguales. La mucosa bucal permanece constantemente húmeda por la segregación de saliva producida por las glándulas.

¿Y las machas, qué son?

Son tinciones, pigmentaciones, coloraciones que tiñen, que impregnan, que colorean o que incluso tatúan el esmalte, cambiando su color desde afuera (manchas extrínsecas) o desde dentro del diente (coloraciones intrínsecas). La mayoría de las manchas extrínsecas, pueden ser eliminadas por el dentista, pero este no puede garantizar su pronta o tardía reaparición.

Las manchas se eliminan haciendo limpieza y pulido, pero estas técnicas no blanquean el esmalte, solo limpian la superficie. Para aclarar el color del diente se recurre a la técnica de blanqueamiento.

No confundir LIMPIEZA con BLANQUEAMIENTO dental.

Sarro o cálculo dental
Sí, sí, son dientes humanos. De derecha a izquierda Incisivo, canino, premolar y molar. Cálculo subgingival acumulado durante quizás décadas. A estos pacientes, cuando le quitas el sarro de toda la boca, bajan de peso.

¿Sarro manchado?

El sarro suele tener un aspecto que recuerda a la arcilla seca y dura o al yeso semi duro. El sarro nuevo, de reciente formación, suele tener un color blanquecino amarillento, muchas veces invisible al ojo inexperto. Es frecuente ver un collarín de sarro en el borde de la encía por lingual de los incisivos inferiores a las pocas semanas de haber hecho una escrupulosa limpieza profesional. Este sarro de reciente aparición, puede tardar en formarse 2 o 3 semanas, pero en algunos pacientes puede tardar 2 o 3 años.S i el paciente fuma, en vez de ser de color claro, puede tener un aspecto más oscuro a tan solo 15 días de haberse hecho una limpieza a fondo. Todos los pacientes no son iguales.

El sarro, al ser muy poroso, retiene bacterias y sustancias orgánicas del ambiente bucal con muchísima facilidad. Por esta razón, el café, infusiones (mate, tés, etc), ciertas bebidas como el vino, sobre todo el tinto casero, ciertas frutas, ciertas hortalizas, colutorios con clorhexidina, pero sobre todo el humo de sustancias que se fuman (tabaco, marihuana, etc) manchan el sarro de un color pardo o castaño claro, haciéndolo visible con mucha facilidad. Ese es el sarro manchado o coloreado.

El sarro blanquecino se transforma en sarro impregnado, coloreado por tinciones. Sarro manchado. Todo ello, da un aspecto lamentable a la boca.

Como no duele, el paciente suele tolerar y aceptar como parte de su boca, tanto al sarro propiamente dicho, como a las manchas. MI SARRO Y YO somos inseparables.

El tabaco, sin duda, es lo que más mancha los dientes

¡Dejar de fumar! ¡Ni pensarlo! “¿Qué hago yo sin mi dosis de nicotina? De algo hay que morir.”

Cuando el tiempo pasa, el color del sarro, que era clarito, puede oscurecerse hasta el castaño oscuro, luego marrón negruzco, y finalmente llegar a ser de color negro carbón.

Algún paciente fumador en pipa, que no se hace una limpieza desde que el astronauta Neil Armstrong pisó la luna, podría, con su sarro color carbón, alimentar una pequeña caldera.

Muchas veces, el paciente cree, que lo que tiene en los dientes en vez de sarro oscuro es caries, caries dental que un dentista tiene que empastar. La confusión entre caries y manchas es muy habitual. Por eso, después de una limpieza bucal, todo se ve más claro.

Primero limpiar bien la dentadura y después empastar, esa es nuestra filosofía.

El sarro y las manchas del tabaco, son, sin duda, lo que peor aspecto dan a la dentadura.

Dejar de fumar es muy ventajoso para la salud bucal, debes dejar el tabaco, y lo sabes.

El sarro de un no fumador suele tener mucho mejor aspecto, pero el sarro de un fumador.

Aquel que no se hace limpiezas regularmente, y que sigue acumulando sus depósitos de sarro año tras año, puede llegar a tener una boca de aspecto descuidado, y en el peor de los casos, asquerosa.

Sarro o cálculo dental
Cerca, más cerca. Míralo bien.

¿Si dejara de fumar ya no tendría sarro?

Si dejaras de fumar seguirías teniendo sarro, pero blanquito amarillento o color vainilla.

El sarro no proviene del tabaco, proviene de las sales de la saliva. El tabaco se ocupa de manchar el sarro. El tabaco mancha también el esmalte áspero, mancha los empastes blancos y mancha las prótesis de resina. El tabaco lo mancha todo.

Donde el tabaco menos mancha es sobre el esmalte liso, suave y brillante, y sobre la cerámica bien glaseada.

Limpias la mancha de tabaco, fumas, y vuelve a mancharse. Deja de fumar, todo irá mejor.

Según la lisura y suavidad de los dientes de un paciente, las manchas pueden adherirse en menor o mayor grado.

Cuando los dientes son susceptibles de mancharse con facilidad con el tabaco, se transforma en un verdadero infierno para el dentista y un calvario antiestético para el paciente. Limpias, y vuelve a mancharse. A su vez, es una gran motivación para dejar de fumar.

Si dejaras de fumar tendrías más salud bucal, más facilidad para curar la gingivitis, para curar la periodontitis, mejor estética, menos halitosis. Tu pareja lo notaría, tu dentista también.

¿Si dejara de fumar tendría más dinero en el bolsillo?

Sí. Y así podrías comprar los cepillos dentales de mayor calidad, y no los de oferta de 3×1.

Podrías comprar los mejores colutorios de Flúor anticaries y los mejores dentífricos para dientes sensibles.

Cálculo dental sobre dientes provisionales
Este puente fijo provisional, hecho en resina acrílica (dientes de acrílico), estuvo en boca unos 3 meses como máximo. Pues en ese plazo de tiempo, acumuló todo este sarro que se ve en la foto. El color del sarro es blanco tiza y si se raspa sale con dificultad. Está muy adherido.

Mi sarro y yo nos entendemos

El sarro no duele, no molesta, crece como las uñas, sin hacer ruido y sin incomodar y juntando basura y bacterias por debajo.

De vez en cuando puede que se rompa un trocito y surja una puntita filosa que nos lastima la lengua; o un buen trozo, que nos haga creer que se nos rompió una parte del diente, generalmente un diente inferior. Puede que rasque la lengua, pero no duele nada.

En la boca sana, solo deberían coexistir los dientes sanos y limpios, con su encía rosa y firme y bien pegada alrededor del cuello dental. Un matrimonio perfecto: Dente sano in gíngiva sana.

Sin embargo, siempre hay terceros que producen discordias, las bacterias y el sarro.

El paciente suele sentirse tan cómodo con su sarro, que cuando «se lo quitan,» durante una limpieza profesional, lo nota, y ¡lo extraña!, lo hecha en falta, lo necesita, y hasta llega a pedir explicaciones. «-¿Qué pasó con mis dientes?-» se pregunta, «-Noto espacios entre ellos, y los noto ásperos-«.

4 cosas suele argumentar el paciente para defender su sarro:

  1. Nota lo dientes inferiores por dentro muy ásperos al pasar la lengua. Eso desaparece en unas horas.
  2. Nota que se le escapa el aire entre los dientes inferiores. Eso es porque los espacios entre dientes estaban ocupados con sarro, cuando deberían estar ocupados por la encía.
  3. Nota sensibilidad al frío después de limpiar el sarro de los dientes.
  4. Nota que le falta un trozo de diente. Sospecha que el dentista le «rompió» el diente inferior
Cálculo lingual y aspecto inmediato tras su eliminación
El cálculo suele acumularse mucho por las caras linguales de los incisivos inferiores. Cuando se elimina, la pobre encía queda como en carne viva. En una semana estará perfecta.

¿De qué está formado el sarro?

Básicamente está constituido por fosfatos de calcio, carbonatos de calcio, fosfatos de magnesio y muchas otras pequeñas cantidades de otros minerales y sustancias cristalinas como hidroxiapatita, brushita, whitlockita de magnesio. Un 70 a 90% lo representan sustancias inorgánicas. El resto son sustancias orgánicas de la saliva y bacterias atrapadas y muertas. ¡Un asco!

¿Dónde se acumula más el sarro?

Sin duda en los dientes anteroinferiores, de canino a canino por sus caras linguales. De hecho estos 4 incisivos inferiores suelen ser los primeros en ser afectados por la Periodontitis (piorrea)

Debajo de la lengua se acumula la saliva constantemente, primero porque es la parte más baja de la boca (piso de boca), pero sobre todo, porque debajo de la lengua está la salida de los dos conductos de las glándulas submaxilares y sublinguales.

El otro lugar donde se acumula sarro en abundancia es en la zona del 2º molar superior, ya que allí se encuentra la salida del conducto de la glándula parótida, esa, la que padece parotiditis o paperas.

Molar humano

¿Porqué se pega a los dientes y encías?

El sarro se pega al diente, no a la encía.

La encía se «acomoda» al sarro; pobre… qué opción le queda.

Las sales minerales de la saliva precipitan y se adhieren a los dientes a través de una película invisible formada por sustancias orgánicas y bacterias llamada placa bacteriana; la placa bacteriana resulta ser muy pegajosa, ya que cuenta con mecanismos de adhesión muy eficaces. El sarro y las manchas se adhieren mucho más sobre las superficies rugosas que sobre las lisas. Si el paciente ejecuta un correcto cepillado y uso de cinta dental, y logra barrer y eliminar de la superficie dental la placa bacteriana, no tendrá sarro con tanta facilidad, o con tanta rapidez o con tanta abundancia.

La placa bacteriana sirve de intermediaria para que se pegue el sarro.

El sarro se pega a las superficies duras, no se pega a la encía. Es la encía la que se “acomoda” al sarro.

El sarro se acumula sobre los dientes en cualquier zona de la boca, pero donde más suele depositarse, es sobre el cuello del diente por encima del nivel de la encía, o por debajo del nivel de la encía.

Así tenemos sarro supragingival, por encima del nivel de encía,visible por el dentista, por el higienista dental, visible por el paciente, por la novia del paciente, y hasta por el jefe del paciente a través de Skype. A veces les veo el sarro hasta a los entrevistados en TV, desde mi sofá.

Y sarro subgingival, por debajo de la encía, que no se ve, pero que el higienista dental puede intuir, descubrir o sondar con su sonda periodontal.

También es factible encontrarlo en las caras masticatorias, sellando las fosas, surcos y fisuras e impidiendo por completo el desarrollo de caries oclusales.

 Sarro, manchas, bigote y algo más. Pero no fuma.
Después de la intervención de la higienista dental y del periodoncista, llegó el afeitado y recorte del bigote.

¿Para qué sirve el sarro?

Yo creo que no sirve para nada. Sin embargo la naturaleza lo puso ahí, y lo sigue manteniendo.

Si el organismo lo produce, lo secreta y lo acumula en la boca, por algo será.

Sin duda, algo tan natural, algún beneficio debe tener, si no, ¿para qué nuestro organismo se ha esforzado en mantenerlo a lo largo de miles de años de evolución? Con lo fácil que sería no fabricarlo y ya está. Pues nadie lo sabe con claridad.

Sarro pigmentado
Trabajo para nuestra higienista
Incisivos sarro subgingival
Congestión gingivitis

Podríamos decir que a nuestros ancestros, el sarro y las sales minerales disueltas en la saliva, les serviría para compensar la acidez producida por el metabolismo bacteriano de la flora oral. También para proteger la dentadura contra los ácidos de las frutas, hojas, tubérculos, raíces, bayas, etc; dieta habitual antes del descubrimiento de la cocción de los alimentos.

¿El cálculo, protegería la dentadura?

Los ácidos y la consistencia de los alimentos naturales y crudos desgastan los dientes. El resultado es la abrasión y atrición.

Los ácidos del metabolismo bacteriano descalcifican los dientes, los erosionan y a demás producen caries.

El pH alcalino del cálculo dental “protegería” en cierta forma el diente, al “neutralizar” la acidez.

A su vez, al comer todo crudo, fibroso y consistente, sería la propia dieta, quien haría las veces de limpiador, de efecto auto-limpiante, eliminándose así los depósitos y el sarro sobrante.

El cálculo tendría así una razón de ser y a su vez la dieta lo mantendría a raya.

Todo eso cambió con el descubrimiento del fuego y la cocción de los alimentos.

Empeoró con el consumo de los alimentos elaborados, peor aún con los azúcares refinados y mucho peor con las golosinas, dulces y confites, todo ello azucarado y pegajoso.

El azúcar lo cambió todo…, para peor, mucho peor para los dientes, y para los michelines… incluso peor que las grasas.

Como nuestros alimentos ya no limpian naturalmente nuestros dientes, somos nosotros quienes tenemos que limpiarlos, con el cepillado dental y con la aplicación de la cinta dental, artilugios artificiales que sustituyen a los alimentos fibrosos y crudos.

Si todo cambia, nuestros hábitos de higiene bucal también lo hacen.

Como nuestra esperanza de vida se ha más que duplicado (de 30 años hemos pasado a 84 años) tenemos que cuidar mucho más la dentadura, si queremos envejecer con ella.

Como la dieta es muy azucarada y pegajosa, las bacterias consiguen aumentar aún más la acidez del ambiente bucal. La acidez llega a ser tan elevada que el sarro la mayoría de las veces no lo compensa.

Masticar chicles sin azúcar puede «ayudar» un poco a compensar ese déficit. Pacientes con xerostomía.

Es interesante destacar que cuando se acumula mucho sarro en un solo lado de la boca (por ejemplo a la izquierda), es porque el paciente tiene el hábito de masticar solo del lado derecho y además se cepilla muy mal el izquierdo.

Dime de qué lado juntas mucho sarro y te diré de qué lado masticas.

¿Qué daño produce el sarro a la dentadura?

Por sí solo, el sarro no produce una patología determinada, pero su presencia lo complica todo. Su presencia favorece la retracción de la encía, la gingivitis, la periodontitis, la mala higiene y el mal aliento.

Su ausencia no garantiza no padecer ninguna de las anteriores.

Su presencia lo agrava todo, o lo potencia, o lo cataliza, o lo favorece, pero no lo provoca.

El cepillado incorrecto y el no uso de la cinta dental, permite el inicio, desarrollo y evolución de las afecciones provocadas por la placa bacteriana y sus toxinas. Cuando la placa bacteriana madura y se calcifica, aparece el cálculo dental.

Antes sarro manchas y gingivitis
Placa bacteriana, materia alba y depósitos calcáreos provocando gingivitis grave y cambios morfológicos en la encía.
Después motivación limpieza fisioterapia
Después de una limpieza, motivación, información e instrucciones por parte de nuestra higienista dental, la paciente obtiene pronto un resultado de franca mejoría.

¿Cómo se puede combatir?

No tiene más sarro el que quiere, si no el que puede.

Asesoramiento, instrucción y motivación del paciente.

Cepillado diario, aplicando la técnica del Dr. Bass.

Cinta dental a diario.

Cepillos inter-dentales del calibre apropiado al caso y recomendados por la higienista dental.

Limpiezas profesionales recomendadas por el dentista, con la frecuencia adaptada al paciente.

¿Cómo se debe eliminar?

Depende si es supra o subgingival.

El dentista utiliza un aparato ultrasónico sin anestesia cuando es sarro supragingival y habitualmente, también curetas manuales con anestesia cuando es subgingival.

¿Volverá a formarse?

Siempre.

Placa bacteriana
Material alba: sustancia cremosa, blanquecina, blanda, irregular, desorganizada, constituida por saliva, bacterias y sustancias orgánicas varias, que se puede quitar con una gasa, o con un chorro de agua de una jeringa a presión, y por supuesto, se puede limpiar con el cepillo de dientes, si no fuera un paciente guarro empedernido

¿Cuánto tarda en volver a acumularse?

Depende. Como me dijo una paciente: «es que yo soy muy sarrosa».

¿Debo hacerme una limpieza cada año?

Depende. Consulta con tu periodoncista.

¿Es dañino hacerse limpiezas todos los años?

Sí, por eso hay que hacerse limpiezas todos los días, dos veces, mejor que una, pero en tu baño, con tu cepillo y con tu cinta dental.

¿A qué edad conviene hacerse la primer limpieza de sarro?

El sarro no tiene edad, es habitual en adultos, poco frecuente en adolescentes y muy raro en niños con dentición mixta. Nunca lo he visto en dientes de leche.

Boca enferma
Viva el sarro, viva la placa bacteriana, viva la materia alba, que nos da de comer a los dentistas. Viva el sarro
Boca sana
Una boca sana, es una maravillosa bendición que no se puede comprar, solo se puede tener y cuidar, disfrutar y admirar.
Dr. Juan Balboa

Clínica Dental Dr. Juan Balboa
Rúa Marqués de Riestra 19, 2ºB
Pontevedra ciudad
Teléfono 986 86 36 02

18 comentarios

Muy buenas,
Me detectaron periodontitis con bolsas de 4 a 5 mm y me mandaron al periodoncista. Me da bastante miedo esa limpieza y el resultado. Temo perder la encia o los dientes. Como bien dice, son los 4 dientes entre los incisivos en la parte inferior. Desde hace meses noto un sabor algo extraño. No sé si metálico (por la sangre que en mi caso no sangro) o por otra cosa. Noto como se mueven los cuatro dientes…La pregunta es cuanto tiempo puedo esperar a realizarme la limpieza con el periodoncista? Lo pregunto por cuestiones económicas que ahora mismo no me puedo pagar esa limpieza. Se puede tener un precio orientativo por cuadrante?
Gracias.

Indagando por Internet por los submundos del sarro como no podía ser de otra manera, ¡maldito sarro!, me encuentro con este blog… Me encanta la información, muy didáctico y muy divertido, es usted un buen divulgador y un cachondo jajaja, saludos y apunto todos los consejos.

Calculo que para hablar de cálculo habrá que añadir sal y pimienta, porque si no sería un tema muy aburrido.

Hola ,tengo sarro acumulado en la parte delantera de abajo de los dientes sobre la lengua y cuando estaba comiendo se me salió un pedazo y me quedo rojo pero siento que me raspa la lengua …quería saber si eso es perjudicial y si mi diente se puede salir …estoy muy asustada y por favor necesito una respuesta urgente gracias .

Buenas tardes.
Si tienes periodontitis, un odontólogo normal la puede tratar o hay algún especialista que la trate?
Gracias

Un odontólogo puede tratar las enfermedades periodontales. Tampoco es tan difícil!!!.
Pero, hoy en día, y desde hace unos lustros, los periodoncistas están abarcando la mayor parte del tema de la periodontitis y sus secuelas.
Si tu caso es leve o moderado un odontólogo que domine y le guste la periodoncia lo resuelve.
Si el caso es complejo o al odontólogo no le atrae esa especialidad, lo mejor es buscar un Periodoncista.
Un Periodoncista es un odontólogo que hizo una especialidad en Periodoncia y está motivado para tratar los casos con mayor profundidad.
Cobran más, seguro, pero … casi te lo recomiendo. Depende donde vivas y cuántos profesionales hayan.

Dr. Mil gracias por la información, muy interesante su blog y este artículo despejo dudas que tenía acerca del sarro y el café. Saludos desde Ciudad de México.

Muchas gracias doctor por su información. Tengo una pregunta el sarro acumulado durante 20 años aproximadamente es posible ser eliminado de los dientes. O simplemente la persona debe morir con el.

El sarro puede ser eliminado a cualquier edad, en cualquier tiempo, de cualquier antigüedad, etc.. Debe verlo el dentista en el caso que la persona sea muy anciana, tiene su estado inmunitario muy bajo, no tiene higiene, o no tiene quien le haga la higiene. Puede que necesite, si el caso es muy grave, el abandono exagerado, y las condiciones negativas, unos enjuagues previos con antisépticos bucales recetados etc.Estamos hablando de alguien postrado y dependiente 100%, en cuyo caso hay que considerarlo. La pregunta es capciosa.

Hola tengo gingivitis y tengo que ir al dentista a hacerme una limpieza pero me dan miedo las agujas , duelen ? Duelen los curetajes y raspados , es cierto que ponen antes un anestésico en spray antes de la anestesia local ?

Deja una respuesta